Público
Público

Eva Mei y Giacomo Prestia inauguran el FIS con ópera italiana y francesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Festival Internacional de Santander (FIS) ha inaugurado esta noche su 57 edición con una gala lírica protagonizada por la soprano Eva Mei y el bajo Giacomo Prestia, quienes han hecho un amplio recorrido por el repertorio italiano y francés en una jornada de apertura que no ha despertado demasiado entusiasmo.

La nueva entrega del festival santanderino no ha comenzado con una gran producción operística, como es habitual, porque el Concurso Internacional de Piano, cuyas finales y semifinales acaparan el primer tramo de la programación, no es compatible con complicados montajes escénicos.

Sin abandonar la lírica, se ha optado por una apuesta, sobre el papel, segura: una gala lírica, con dos cantantes solventes, un programa variado y trufado de arias conocidas que una buena parte del público es capaz de tararear y una orquesta en teoría eficaz, la Filarmónica de Kiev.

El público del Festival, que no ha llegado a llenar la Sala Argenta, no se ha mostrado tan entusiasta como en otras propuestas de este tipo y, una prueba de ello, es que no se ha mostrado tan insistente como para animar a los dos cantantes italianos a cerrar los bises con el segundo dueto de la noche.

Eva Mei y Giacomo Prestia se han ido relevando en escena, con algún intermedio orquestal, y sólo se han encontrado al final, en la última pieza que recogía el programa: el dúo de Don Pasquale "Signorina in tanta freta...".

Ha sido esa página de la ópera cómica del compositor italiano Gaetano Donizetti (1797-1848) la que ha deparado uno de los mejores momentos de la gala, no sólo porque al fin la soprano y el bajo han cantado juntos, sin porque también le han echado más ganas a la interpretación.

Eva Mei, bastante distante en la mayor parte del concierto, ha ofrecido entonces una Norina graciosa y desenvuelta, y su compañero de cartel, que incluso ha recibido una sonora bofetada por necesidades del libreto, no se ha quedado atrás.

La soprano italiana, que es una cantante versátil con un variado repertorio que va del barroco al verismo, ha dado muestras de ese carácter de "todo terreno" interpretando arias del compositor romántico italiano Giuseppe Verdi (1813-1901),-la famosa y exigente "E estrano e estrano" del primer acto de La Traviata-, Donizetti, del francés Jules Massenet (1842-1912) y del italiano Giacomo Puccini (1858-1924).

También Prestia ha viajado del compositor francés Charles Gounod (1818-1893) a Puccini y ha protagonizado otro de los momentos especiales de la jornada con su interpretación del triste y solitario Rey de España Felipe II de Austria o de Habsburgo (1527-1598), en una de las arias más emocionantes salidas de la pluma de Verdi, "Ella giammai m'amo", de Don Carlo.

Tras el dúo que cerraba oficialmente el concierto llegaron los bises. Más Verdi para el bajo, que fue el primero en regresar al escenario, y para Mei, el archifamoso "Oh mio babbino caro" de Puccini, que no puede faltar en ninguna gala lírica que se precie.

Al frente de la orquesta, que cometió algún que otro desliz, estuvo Valerio Galli, un joven maestro de 28 años que empezó a dirigir ópera hace cuatro.

El Festival ha iniciado así su edición más larga de los últimos años, que ofrecerá hasta el 1 de septiembre mucha música sinfónica, con el director cántabro Ataulfo Argenta en el recuerdo cuando se cumplen cincuenta años de su muerte, y el estreno en España de una nueva producción de la ópera "Sansón y Dalila", con el tenor José Cura encabezando el reparto.