Público
Público

El Everton sorprende y golpea con un 3-1 al Manchester United de Rooney

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Everton de Mikel Arteta plantó hoy cara ante su hinchada de Goodisoon Park al Manchester United, al que los hombres de David Moyes lograron imponerse por un contundente 3-1 en un vibrante partido adelantado de la 27a. jornada liguera.

Los "Toffees" arrancaron su compromiso del sábado con la inesperada ausencia del australiano Tim Cahill, una de las claves de este club en el medio campo, y convertido en baja por lesión muscular.

El jugador "Aussie" se unía así a otro influyente centrocampista, el egipcio Marouane Fellaini, quien estará fuera lo que resta de la temporada por un problema en el tobillo.

Su rival, un Manchester United últimamente intratable, visitaba las instalaciones de Goodison Park sin el amparo del central inglés y nuevo capitán de Inglaterra Rio Ferdinand, suspendido aunque daba la bienvenida a la escuadra de Alex Ferguson al zaguero serbio Nemanja Vidic.

Comenzó avisando el rival visitante. Abrió el marcador para el United a los 16 minutos el delantero búlgaro Dimitar Berbatov, que lanzó un balón desde dentro del área de penalti para dar ventaja a la formación visitante.

El Everton replicó con contundencia instantes más tarde. Fue Diniyar Bilyaletdinov el hombre que niveló el marcador para la formación tutelada por David Moyes.

El segundo acto fue igualmente reñido aunque el internacional inglés Wayne Rooney no mostró la inspiración frente a la meta contraria a la que tiene acostumbrada a su afición.

En el minuto 75, fue otra vez el conjunto local el que dio un susto al cancerbero holandés del United Edwin van Der Saar con el segundo gol para los anfitriones, esta vez obra de Dan Gosling, desde dentro del área pequeña.

Y la catástrofe no finalizó ahí para la formación de Ferguson, que aún tuvo que encajar otro tanto en el último minuto de partido, firmado, ahora, por el suplente Jack Rodwell, quien reemplazó en el minuto 88 al Pienaar.

El contratiempo negó al Manchester la ocasión de haber recuperado, aunque fuera de forma provisional, el liderato de la Premier, en manos del Chelsea, que a continuación jugará con el Wolverhampton.

Por su parte, el Everton avanza temporalmente una posición en la tabla, donde sube al nuevo puesto.