Público
Público

Evitar la erosión del suelo o crear células que generan energía, pruebas de EUSO

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La erosión del suelo, la creación de células que generan energía, descubrir el color naranja de las espinacas o hacer que la leche cortada por un chorreón de limón vuelva a su estado inicial han sido algunas de las pruebas que ha superado el equipo sevillano que representará a España en EUSO 2008.

En una entrevista con Efe, el equipo conformado por Victoria Barros, Clara Mosquera e Inés Rivero y dirigido por el profesor César Prado ha detallado las pruebas superadas en las fases previa y nacional de EUSO entre las que se encuentra un experimento sobre las medidas antierosión de un suelo calcinado o la renaturalización de las proteínas.

Una parte de las pruebas han tenido carácter medioambiental, como la creación de células que generan energía a partir de moléculas de clorofila que atrapan la luz o el estudio de la erosión mediante la fabricación de suelos en laboratorio con los que se puede conseguir una reducción del proceso de hasta mil veces.

Además se ha renaturalizado una proteína de la leche, la caseína, que provoca que ésta se corte si se le echa un chorreón de limón o vinagre, y que gracias a este proceso puede volver a su estado inicial.

Otra prueba realizada es la separación de los pigmentos de las espinacas que albergan caroteno de color anaranjado, Xantofila de color amarillento y la clorofila de tipo a y b, de color verde y que son las predominantes.

Tras haberse clasificado en la fase nacional de EUSO 2008, la olimpiada científica europea, las tres alumnas del colegio San Francisco de Paula han afirmado mostrarse satisfechas con la recompensa al trabajo realizado y han reconocido que la clave de su victoria reside en las muchas horas de laboratorio que han necesitado.

Para las chicas, que representarán a España en mayo junto a un equipo barcelonés integrado por tres chicos, el gozar de esta oportunidad es un punto de inflexión en sus incipientes carreras y han reconocido que significa una recompensa al trabajo realizado, no sólo en este año, sino al invertido "para llegar hasta aquí".

Las jóvenes, con gran madurez han declarado que esta competición es el resultado de un esfuerzo grande, "porque hay que venir los viernes al club de ciencias del colegio" y a veces -han reconocido- "da pereza", pero frente a quedarse jugando a la "play" -station- lo han invertido en formación e investigación.

Las tres clasificadas han declarado no considerarse "empollonas", pero han especificado que hay "dos tipos de empollones", los que "estudian todo el fin de semana" y los que "como nosotras sacamos buenas notas gracias a la buena organización y al trabajo diario".

Inés ha declarado que quiere dedicarse a la medicina, al campo de la investigación, Victoria desea trabajar en el campo de la investigación pero no sabe en qué rama y Clara en principio se inclinará por la arquitectura pero las tres han coincidido en que esta competición "de alto nivel" les favorecerá en sus currícula.

Las chicas coinciden en que la investigación en España debe fomentarse desde el colegio, con pruebas en laboratorio que ayudarían a descubrir a los alumnos "que la física es perfección y que responde muchas dudas", que "la química es como cocinar, ya que experimentas y ves el producto final" y que la "biología es la vida misma".

En la próxima cita en la ciudad chipriota de Nicosia las alumnas irán "a por los alemanes", ganadores del mayor número de medallas de oro en 2007.