Público
Público

"La evolución también es obra de Dios"

Sarah Palin, ex candidata a la vicepresidencia de EEUU, publica un controvertido libro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Creo que Dios nos creó y opino que pudo crear un proceso de evolución que permite a las especies cambiar y adaptarse', se lee en el nuevo libro de la ex candidata a la vicepresidencia de EEUU Sarah Palin. Recién colocado en los escaparates de las librerías estadounidenses, la obra se titula Going rogue, una traducción que puede variar entre 'rebelándose', 'fuera de control' o 'yendo por libre', quizá nunca mejor dicho.

Con argumentos que recuerdan las críticas que ya recibió Charles Darwin en el siglo XIX, Palin afirma que no cree en 'la teoría de que los seres humanos, que aman y piensan, se originaron en los peces que desarrollaron piernas y salieron del agua', ni tampoco 'en la de los monos que un día bajaron de los árboles'.

El libro, en el que Palin habla de su vida y su campaña electoral en 2008, cuando era la número dos del Partido Republicano para las elecciones presidenciales, supone también un ajuste de cuentas con los miembros del equipo de su jefe John McCain, algunos de los cuales ya habían expresado en privado su miedo a los alardes de la candidata en determinados asuntos.

Para comprobar lo que pensaba sobre ciertas materias, entre ellas de la evolución, el lugarteniente de la campaña de McCain, Steve Schmidth, quiso saber la posición de Palin. Según cuenta ella en su libro, cuando dijo que apoyaba el creacionismo, Schmidth le observó: 'Pero su padre es científico'. 'Sí', contestó Palin, a lo que él añadió: 'Entonces, usted sabe que la ciencia prueba que existe la evolución'. 'Partes de la evolución', replicó ella, antes de afirmar que fue Dios quien creó esa evolución.

A pesar de la controversia, de momento, nadie ha pedido que el libro se retire de las librerías porque no apruebe su contenido, tal y como la propia Palin sugirió hacer, cuando era alcaldesa de Wasilla, en Alaska, con algunos libros de la biblioteca municipal cuyo contenido no se ajustaban a sus creencias.

Ya en 2006, Palin defendió que el creacionismo y la teoría de la evolución deberían estudiarse en las escuelas públicas. Aunque la antigua gobernadora de Alaska adapta la ciencia a sus propias creencias, el libro es ya un superventas y, de hecho, algunas librerías estadounidenses han agotado sus existencias.