Público
Público

El ex alcalde de Boadilla se presenta ante Garzón con cuatro archivadores repletos de documentos

Toma declaración, entre otros, a los ex alcaldes de Boadilla del Monte y Majadahonda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cargado con cuatro archivadores atestados de documentación. Así se ha presentado, poco antes de la diez de la mañana, el ex alcalde de Boadilla del Monte (Madrid), Arturo González Panero, citado para declarar hoy en la Audiencia Nacional ante el juez Baltasar Garzón como imputado en el caso Gürtel.

Por su parte, el ex alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega Alonso y el empresario castellano-leonés del sector de la comunicación José Luis Ulibarri -también imputados- lo han hecho sobre las 9:30 horas, acompañados por sus abogados, Luis Rodríguez Ramos y el ex fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Peláez, respectivamente.

Garzón ha comenzado la tanda de interrogatorios prevista para hoy con la toma de declaración del también imputado Pablo Ignacio Gallo Alcántara, a quien seguirán Ulibarri, González Panero y Ortega Alonso, y tras ellos el juez interrogará a Carlos Ignacio Hernández Montiel y Juan Antonio, empleado del despacho R.Blanco-Gullamot.

El magistrado tiene previsto concluir estos interrogatorios mañana con las declaraciones de los imputados Juan Manuel Jiménez Bravo (gerente de la empresa de materiales de construcción Puertonacea) y Carmen, empleada del bufete ya citado, a los que se unirán otros cinco imputados cuya comparecencia, prevista para la semana pasada, quedó aplazada para ese día.

Hasta el momento ha tomado declaración a 24 de los 37 imputados en esta supuesta trama de corrupción, aunque el juez sólo ha enviado a tres de ellos a prisión: el presunto líder de la red de corrupción investigada, Francisco Correa; su primo Antoine Sánchez y Pablo Crespo, que hasta 1999 fue secretario de organización del PP gallego.

Entretanto, Garzón sigue esperando el informe que reclamó la pasada semana a la Fiscalía Anticorrupción (a la que dio un plazo de 48 horas que ésta ha obviado) para que responda si debe inhibirse ante el Tribunal Supremo, al haber encontrado el juez indicios contra al menos dos diputados, senadores o eurodiputados del PP.

Desde que comenzó la instrucción, el juez Garzón ha decretado la prisión de los tres presuntos cabecillas de la trama: el empresario Francisco Correa, que, según el juez, aprovechaba sus contactos para obtener contratos y adjudicaciones; Pablo Crespo, encargado de la dirección de las empresas del grupo; y Antoine Sánchez, primo de Correa y supuesto encargado del blanqueo de los capitales obtenidos por la organización.

Otros 15 imputados han quedado en libertad (seis de ellos, ayer mismo ) sin medidas cautelares o con comparecencias semanales o mensuales, incluyendo los seis citados hoy. Las tres primeras fueron la mujer de Correa, Carmen Rodríguez Quijano; Felisa Jordán, administradora única de las empresas de la trama Good and Better y Easy Concept; y Carmen Luis Cerezo.

El juez también dejó en libertad al presidente de Orange Market, Alvaro Pérez, 'el Bigotes'; el consejero delegado de esta empresa, Cándido Herrero; el financiero de Correa, José Luis Izquierdo; su chófer, Andrés Bernabé; Jacobo Gordon, ex socio de Alejandro Agag; y Ramón Blanco Balín, ex vicepresidente de Repsol.