Público
Público

El ex jefe del Ejército declara a Marlaska desconocer deficiencias en la contratación del Yak-42

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME) Luis Alejandre Sintes ha declarado hoy ante el juez Fernando Grande-Marlaska que desconocía que se hubieran producido irregularidades en la contratación del avión Yak-42, que se estrelló en Turquía en 2003, causando la muerte a 62 militares españoles.

El general Alejandre Sintes, ahora en la reserva, ha sido el primer militar en prestar declaración como testigo ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, a quien la Sala de lo Penal obligó a reabrir la causa sobre el accidente del Yak-42 en la parte relativa a la contratación, que él archivó el pasado 1 de junio.

En su declaración, que ha durado unos 30 minutos, el ex jefe del Ejército ha rechazado conocer datos sobre el proceso de la contratación del vuelo y se ha mostrado "ignorante" sobre cómo se gestionó, según han explicado fuentes jurídicas.

Además de este general, ha declarado ya ante el juez el teniente coronel de infantería Javier Marino González, quien se ha ratificado en su informe, realizado un mes antes del siniestro, en el que denunciaba irregularidades en la contratación del vuelo.

El magistrado interroga también como testigos a lo largo del día al ex jefe de Estado Mayor Conjunto Juan Luis Ibarreta, el máximo responsable del Mando Aéreo de Levante, general Manuel Estellés, y al comandante Antonio Bendada.

Los cinco militares llegaron a la Audiencia Nacional sobre las 10:00 horas tras ser citados por Grande-Marlaska, que también interrogará mañana a otros cuatro testigos, todos civiles, en relación con este procedimiento.

También han sido citados a declarar los ex ministros de Defensa Federico Trillo, titular del departamento en el momento del accidente, y José Bono, que lo hará el próximo lunes.

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Familiares de Víctimas del YAK, Pacho González, ha pedido que Federico Trillo declare en persona, y no por escrito, ante Grande-Marlaska, como lo hará José Bono el próximo lunes.

El presidente de esta asociación, personada en la causa como acusación particular, ha mostrado su confianza en que la investigación sea "amplia, rigurosa y lo más objetiva posible" para que "de una vez por todas" se conozca la verdad sobre el accidente del avión, sucedido en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003.