Público
Público

La ex presidenta de la mayor láctea china implicada en la intoxicación conocía la adulteración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ex presidenta y directora general de la mayor firma láctea china implicada en la adulteración de leche que mató al menos a seis bebés y afectó a otros 294.000 reconoció que sabía de la presencia de la melamina tóxica en sus productos desde mayo, pero no informó hasta agosto a las autoridades.

Tian Wenhua, de 66 años de edad y ex presidenta del Grupo Sanlu, pasó ayer, último día de 2008, sentada durante 13 horas en el banquillo de los acusados, informó hoy el diario oficial "China Daily".

Tian testificó ante los jueces que sabía que los productos de la firma estaban adulterados desde mayo, y se declaró culpable de producir y vender productos falsos o que incumplen las normas de seguridad, según un despacho de la agencia de noticias Xinhua.

La ex presidenta y los otros tres ex directivos de Sanlu que ayer testificaron en el tribunal de Shijiazhuang (provincia de Hebei, donde el grupo tiene su sede), se enfrentan a penas de hasta cadena perpetua, aunque el rotativo señala que Tian podría ser sentenciada a pena de muerte.

El año pasado, Zheng Xiaoyu, responsable estatal de la Administración de Calidad y Cuarentena, fue ejecutado tras los escándalos de muertes e intoxicaciones por medicamentos chinos exportados.

Aunque Tian negó que hubiera pedido encubrir la adulteración de la leche durante una reunión de directivos celebrada el 1 de agosto en Sanlu, los hechos demostraron que la ex presidenta conocía la situación en mayo y no presentó el informe de intoxicación a las autoridades de Shijiazhuang hasta el 2 de agosto.

De hecho, las primeras quejas de los consumidores denunciando intoxicaciones por ingesta de los productos Sanlu se produjeron en diciembre de 2007.

Tres testigos de la acusación señalaron que Tian pidió en la reunión de agosto encubrir el escándalo para que los Juegos Olímpicos de Pekín no se vieran mancillados por esta nueva intoxicación masiva producida por productos chinos.

Durante esa reunión, se decidió "sellar" 2.721 toneladas de leche infantil adulterada y se enviaron órdenes a todos los empleados para que recuperaran y retiraran las partidas que ya estaban en el mercado.

A mediados de agosto, Tian y otro de los acusados, Wang Yuliang, que entró en la sala en silla de ruedas tras un intento de suicidio, decidieron retirar paulatinamente los productos con un alto contenido en melamina y reemplazarlos con otros con niveles más bajos.

La melamina, un químico industrial usado en la producción de plásticos y cemento, engaña a los test de calidad por su alto contenido en nitrógeno que dispara falsamente los niveles de proteínas.

El diario independiente "South China Morning Post" señala que ahora las dudas de encubrimiento se ciernen también sobre las autoridades locales, ya que el laboratorio del departamento de Inspección de Entradas y Salidas de Hebei y el Buró de Cuarentena local confirmaron la adulteración en mayo.

El escándalo no se hizo público hasta transcurrida la cita olímpica.

El tribunal aplazó el caso hasta una fecha no determinada para sentencia.

Otros 17 acusados fueron llevados a juicio en la última semana acusados de añadir la melamina a la leche y de venderla a las 22 firmas implicadas, en casos que están también a la espera de veredicto.

El acceso al juicio por el escándalo de leche adulterada fue vetado a medios no gubernamentales, así como a las víctimas, que ayer pedían la ejecución de los responsables fuera del juzgado.