Público
Público

El ex presidente Samper cuestiona el traslado a la OEA y la ONU del conflicto con Venezuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente colombiano Ernesto Samper cuestionó hoy la decisión del Gobierno de su país de llevar ante la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) las "amenazas de guerra" del mandatario venezolano, Hugo Chávez, y descartó una "guerra convencional" entre los dos países.

En entrevista con Caracol Radio señaló que el traslado del problema a la OEA y al Consejo de Seguridad solamente conducirá "a un terreno diplomático la escalada del conflicto, sin que realmente se vaya a avanzar mucho en su solución".

"Simplemente vamos a asistir ahora a unos debates multilaterales en los cuales se acusará a Venezuela, Venezuela se defenderá, habrá aliados a favor y en contra de Colombia y Venezuela, sin que hayamos avanzado absolutamente nada en la resolución del conflicto", dijo.

Samper consideró prácticamente descartado un escenario de "guerra convencional" entre Colombia y Venezuela, pero advirtió que el conflicto en la zona de frontera se podría agudizar aún más.

"Yo no creo que vaya a haber una guerra convencional entre Colombia y Venezuela, me parece que eso está descartado", dijo.

El ex jefe de Estado (1994-1998) cuestionó además la "inactividad" de los dos gobiernos en encontrar una salida diplomática.

Por su parte, el ex canciller colombiano Guillermo Fernández pidió al Gobierno que no desestime las palabras Chávez y destacó la decisión de llevar las amenazas a consideración de la ONU y la OEA.

"Esta vez creo que Colombia tiene que tomar muy en serio la amenaza del presidente Chávez del día de ayer", dijo y agregó que el mandatario venezolano va a crear más dificultades a Colombia porque le ha limitado su proyecto expansionista.

Indicó además que la movilización de tropas en Venezuela hacia el límite binacional, de unos 15.000 soldados, lleva a pensar en la posibilidad de un cierre definitivo de la frontera, tras el que fue aplicado la semana pasada después de episodios de violencia en territorio venezolano que Chávez y su Gobierno atribuyen a "paramilitares" colombianos y supuestos planes de desestabilización.

Precisamente, el pasado día 6 el Gobierno de Colombia solicitó a España "explorar mecanismos de verificación y monitoreo" de la tensa situación que se registra en la frontera con Venezuela, así como de los casos de colombianos asesinados y detenidos últimamente en ese país, según una nota de la Cancillería.

Chávez volvió ayer a subir el tono en la crisis con Colombia al hablar de "prepararse para la guerra" ante una eventual agresión que, en su opinión, podría gestarse desde Estados Unidos contra su país.

En su programa dominical "Aló Presidente", Chávez hizo un llamamiento a militares y civiles venezolanos a "prepararse para la guerra", en lo que parece una advertencia a los Gobiernos de Colombia y Estados Unidos.

Colombia señaló este domingo que ante las "amenazas de guerra" pronunciadas por Caracas, el Gobierno se propone acudir a la Organización de Estados Americanos y al Consejo de Seguridad.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela pasan por otro período de aguda tensión tras el rotundo rechazo de Chávez al acuerdo militar entre Bogotá y Washington que prevé el uso de hasta siete bases colombianas por fuerzas de EEUU y que Chávez considera una "amenaza" para la seguridad regional.

En rechazo a ese convenio, recientemente firmado, el presidente venezolano ya había ordenado el pasado agosto, cuando se anunció la iniciativa, "congelar" los lazos con Colombia, lo que ha supuesto el colapso del comercio bilateral.