Público
Público

El ex primer ministro Villepin anuncia su nuevo "movimiento" político

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex primer ministro francés y antiguo ministro de Exteriores, Dominique de Villepin, dio hoy un paso más en su rivalidad con el presidente de la República, Nicolas Sarkozy, al anunciar una nueva formación en las filas conservadoras.

Lo que Villepin denominó "movimiento" se llama finalmente República Solidaria ("République solidaire"), que el ex jefe de Gobierno del presidente Jacques Chirac presentó en sociedad con un discurso en el que denunció la "acumulación" de cargos y de sueldos en la política.

El rival político de Sarkozy lanzó su formación rodeado de varios miles de simpatizantes, a los que convocó en el Halle Freyssinet, una antigua instalación industrial estilo "art déco" del distrito XIII de París utilizada entre otros fines para desfiles de moda.

República Solidaria está llamada a reemplazar al Club Villepin, la entidad que reivindica unos 15.000 simpatizantes del ex primer ministro, aunque todavía sin manifestar claramente si será la plataforma para que el ex primer ministro acceda a la presidencia en los comicios de 2012.

En un discurso con estilo retórico de manifiesto con pretensiones históricas al día siguiente del 70 aniversario del que el general Charles De Gaulle lanzara a la Francia ocupada por los nazis desde Londres, Villepin atacó en primer lugar a quienes ven en la política la forma de acumular poder y dinero.

Y eso después de varios días en los que se revelaran excesos en esos dos ámbitos por parte de altos representantes políticos relacionados de una u otra manera con el inquilino del palacio del Elíseo, su rival Sarkozy.

"Que todos los que en nuestro país se rinden al fatalismo (...) puedan dejarse convencer de que algo nuevo surge en Francia, algo que con los meses no dejará de crecer", aseguró Villepin ante sus seguidores y, como testigos de sus palabras, a numerosos medios de comunicación franceses y extranjeros.

En el tono solemne de las grandes ocasiones que Villepin dio a su intervención, se dirigió a los "ciudadanos reunidos, de todos los orígenes, de toda condición, para decirles solo una cosa: queremos vivir juntos, reconstruir una nación y encarnar una cierta idea de Francia".

"Si no tomamos nota de ello, la impaciencia se convertirá en cólera y la cólera en violencia", advirtió el ex primer ministro en relación a la sensación que dijo haber encontrado entre los ciudadanos franceses en sus viajes por el país para encontrar apoyos a este nuevo movimiento político.

El anuncio de Villepin -el "solo y contra 'el otro'" con el que lo resumió hoy en un elocuente titular el diario de izquierdas "Libération", en evidente alusión a Sarkozy- ya había sido adelantado por él mismo después de agrio enfrentamiento en los tribunales con el jefe del Estado.

Aunque limpio del caso "Clearstream" de falsas listas con nombres de presuntos perceptores de comisiones ilegales, la Justicia verá de nuevo en el banquillo en 2011 a Villepin, en un recurso en el que el ex primer ministro vio la mano de Sarkozy, al que se la tendió cuando un tribunal de París pronunció su absolución en primera instancia.

"Esta decisión ha sido tomada por un hombre, Nicolas Sarkozy, que prefiere perseverar en el ensañamiento, en el odio, en lugar de defender las instituciones", contraatacó Villepin el 29 de enero al conocer que su "calvario" ante la Justicia seguirá el próximo año después del recurso presentado por la Fiscalía.

Será un año antes de los comicios presidenciales, a los que se cree que aspirará como candidato al Elíseo Villepin, aunque algunos miembros de la gobernante UMP vean aún margen para improbables arreglos "de palacio" que eviten a Sarkozy el combate: una vuelta a lo grande del ex primer ministro a la cartera de Exteriores.

Semejante ofrecimiento parece sin embargo alejado ahora en el tiempo y en las formas si se tiene en cuenta la actividad de Villepin que, sin embargo, no se traduce por el momento en réditos electorales a tenor de los sondeos disponibles.

El diario "Le Monde" publicó hoy las "pistas" de por dónde puedan ir los tiros de las simpatías del electorado y encontró, apoyado en los resultados de varias encuestas de intención de voto, que a quien más votos le restaría un Villepin candidato sería a Sarkozy.

Sin embargo, el vespertino menciona que a Villepin se le adjudican de momento tan sólo un 7% de votos y que estos procederían en su mayor parte de comerciantes, profesionales liberales y directivos de nivel medio y, ya en menor medida, de obreros y jubilados.