Público
Público

Ex vicepresidente iraní liberado bajo fianza tras depositar 700.000 dólares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex vicepresidente reformista iraní Mohamad Ali Abtahi ha sido liberado tras haber depositado una fianza de 700.000 dólares y después de haber sido condenado a seis años de cárcel, informó hoy la agencia de noticias semioficial Fars.

"Abtahi, miembro de la Asamblea de los Clérigos Combatientes, fue liberado después de que el juez recibiera la confirmación del pago de siete mil millones de riales", explicó la fuente sin ofrecer más detalles.

Horas antes, la familia había informado de que el clérigo había sido condenado hoy mismo a seis años de cárcel por su aparente implicación en las protestas contra la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad, que la oposición califica de fraudulenta.

En declaraciones divulgadas por la página web "ayandé", Fatemeh Sadat, hija de Abtahi, explicó que su progenitor tiene ahora un plazo de veinte días para apelar la pena impuesta por un tribunal revolucionario de Teherán.

"Esta mañana, cinco agentes llegaron con mi padre y registraron de nuevo la casa. Después fueron hacia la sede del Tribunal, donde se le ha anunciado que su pena es de seis años de cárcel", agregó.

A este respecto, el Tribunal Revolucionario insistió en que el veredicto puede elevarse a la corte de Apelación.

Abtahi, que fue la mano derecha del ex presidente pro reformista Mohamad Jatamí durante sus dos mandatos (1997-2005), fue detenido pocas horas después de que cientos de miles de personas salieran a las calles de Teherán el pasado 13 de junio para protestar contra la victoria de Ahmadineyad, que la oposición considera fraudulenta.

También fue uno de los primeros en declarar ante el juez durante el juicio masivo iniciado en agosto contra más de un centenar de personas -en su mayoría reformistas- acusados de instigar los disturbios y participar en una conspiración supuestamente urdida en el exterior para derrocar al régimen.

Aunque Abtahi, que apareció demacrado en televisión durante la vista, admitió los cargos, su familia y miembros de la oposición denuncian que fue extraída a la fuerza.

Más de cuatro mil personas fueron detenidas durante las movilizaciones, que han sumido al país en la peor crisis política de los últimos treinta años.

En la represión de las mismas perdieron la vida alrededor de una treintena de personas -según cifras oficiales- y 72 de acuerdo con el cómputo de la oposición.

Hasta la fecha, más de ochenta personas han sido condenadas por los sucesos, ocho de las cuales han recibido una sentencia de pena de muerte.