Público
Público

El ex zar anticorrupción de Indonesia condenado a 18 años de cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex zar anticorrupción de Indonesia, Antasari Azhar, fue condenado hoy a 18 años de cárcel por un tribunal de Yakarta en relación al asesinato del marido de una joven con la que el acusado mantenía una relación adúltera.

La sentencia, que puede ser apelada, considera probado que el acusado planeó la muerte de Nasrudin Zulkarnaen, tiroteado desde una moto por un pistolero a sueldo que ya fue detenido, juzgado por separado y condenado también a 18 años de cárcel.

El caso tiene importantes repercusiones políticas, ya que Antasari Azhar era hasta el pasado mayo, cuando fue arrestado, el ariete contra la corrupción del presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, un ex general de credenciales reformistas.

La acusación popular había pedido la pena de muerte para el imputado, mientras que la defensa exigía la absolución.

El proceso ha generado una enorme controversia en el país por la detallada difusión de la relación adúltera del alto funcionario con la tercera esposa del asesinado, directivo en una empresa farmacéutica del Estado.

Las otras tres personas acusadas de complicidad en el asesinato, entre los que se encuentra un propietario de medios de comunicación y un policía de rango medio, recibieron penas de cárcel de entre cinco y quince años.

La víctima, Nasrudin Zulkarnaen, fue tiroteado el 18 de marzo de 2009 y, un mes más tarde, la Policía detuvo a ocho personas sospechosas de participar en el crimen.

En mayo, Antasari Azhar fue nombrado formalmente sospechoso y apartado de la Agencia para la Erradicación de la Corrupción.

Cinco personas acusadas de la ejecución material del asesinato comenzaron a ser juzgados en agosto y, cuatro meses más tarde, se emitieron contra ellos penas de prisión de entre 17 y 18 años.

La vista oral del juicio de Antasari y los tres sospechosos restantes arrancó en octubre y a mediados de enero el proceso quedó visto para sentencia, cuando la acusación pidió la pena de muerte para Antasari.

Algunos analistas enmarcan este juicio dentro de la batalla de descrédito que mantienen la Fiscalía y la Policía contra la Agencia para la Erradicación de la Corrupción.

La comisión anticorrupción, creada en 2004, se ha granjeado fuertes enemistades por encarcelar a importantes empresarios, parlamentarios, un gobernador del Banco Central y un fiscal, así como por lograr el cese de varios altos cargos de la Policía y la Fiscalía.

Indonesia es uno de los países más corruptos del mundo, según la organización Transparency International.