Público
Público

El exalcalde de León deja la política tras cobrar 520.000 euros de una caja

Francisco Fernández no irá al Congreso ni mantendrá su acta de edil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francisco Fernández, exalcalde de León, anunció por la tarde su retirada total de la política cuatro días después de conocerse que había dejado la plantilla de Caja España-Duero previa inyección de 520.000 euros en su cuenta, una supuesta prejubilación que en realidad era una indemnización por fin de contrato laboral. Secretario general del PSOE leonés y portavoz municipal, cargos en los que también cesa, Fernández ocupaba el segundo puesto en la candidatura al Congreso que encabeza el exministro y exportavoz José Antonio Alonso.

En una declaración sin preguntas y con lágrimas, Fernández dijo a los periodistas que se va de la política 'para ser feliz' y atribuyó a intereses espurios el agrio debate suscitado. Sin dar nombres, el exregidor acusó a quienes 'han hecho creer a la opinión pública' que es 'un sinvergüenza de los que se lucran con los demás', informa Europa Press. 'Ha habido personas, sobre todo vinculadas al poder, que han querido matarme políticamente de alguna manera', añadió antes de lanzar su apostilla: 'Han ganado la batalla, pueden sentirse satisfechos'.

El exregidor atribuye la polémica a 'círculos vinculados al poder'

La marcha de Fernández despeja para Alonso un camino que amenazaba con ser más pedregoso de lo ya esperado en una provincia icónica la de Zapatero donde el PSOE obtuvo tres escaños en 2008. La rapidez con que el PP dio signos de que no soltaría la presa aparece como un factor clave para explicar el desenlace. A ello se suma el creciente malestar en las filas del PSOE castellano-leonés, donde tanto el delegado regional del Gobierno como el alcalde de Soria censuraron en público a su compañero.

Hasta el jueves por la noche, la versión oficial señalaba que el edil había sido prejubilado como uno más de los 856 empleados de la caja acogidos al ERE (Expediente de Regulación de Empleo), aunque como remachó CCOO su prejubilación se habría producido fuera de cupo.

Pero el presidente de la caja, Evaristo del Canto, deshizo esa noche el equívoco al comunicar al consejo de la caja que Fernández había abandonado la empresa con una indemnización por fin de contrato pactada bilateralmente y ajena, por tanto, al proceso del ERE. El consejo acordó por unanimidad estudiar si es posible revocar el pago abonado al todavía edil como jefe de categoría cuarta en excedencia desde hace ocho años. Fuentes oficiales de Caja España-Duero no pudieron confirmar si la renuncia a los cargos políticos implica también que Fernández saldrá del consejo de administración, donde mantiene un asiento como representante del Ayuntamiento de León y en el que ejerció una vicepresidencia.

El PP dio signos desde el inicio de que no soltaría la presa en campaña

Horas antes de que la sesión del consejo de Caja España-Duero imprimiese al caso un giro drástico, Fernández había anunciado que conservaría los 520.000 euros con el compromiso de no cobrar ni un solo euro como concejal o diputado.

Oficialmente, el PSOE se dio por satisfecho con un canje que no agotaba la polémica sobre por qué un dirigente socialista con excedencia por cargo público y con sueldo como portavoz municipal había aceptado tal indemnización. Cuando Público preguntó el miércoles si el exregidor considera coherente su conducta en un momento de crisis feroz en que se han endurecido los requisitos para cobrar íntegra la pensión de jubilación, su círculo alegó razones 'humanas' en su defensa.