Público
Público

El exbanquero Blesa, personado como perjudicado en el proceso al juez que le encarceló

La Fiscalía se querelló contra Elpidio José Silva por prevaricación por sus decisiones sobre el expresidente de Cajamadrid. El TSJ de Madrid aplaza la declaración del magistrado hasta el 16 de octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exbanquero Miguel Blesa se ha personado como perjudicado en el proceso que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tiene abierto contra el juez que le encarceló, Elpidio José Silva, a raiz de una querella por prevaricación planteada por la Fiscalía. Junto a Blesa, lo ha hecho el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, quien está en la cárcel desde el 4 diciembre de 2012 por otro caso (el vaciamiento patrimonial de Viajes Marsans para no pagar a sus acreedores).

La declaración del juez Silva, prevista para este miércoles en el Tribunal Superior madrileño, ha sido aplazada hasta el próximo día 16 para que su abogado tenga tiempo de estudiar la causa.

Silva había sido citado a las 10:00 horas de hoy para declarar como imputado ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Jesús Gavilán. Se ha presentado 45 minutos más tarde, después de que el instructor señalara a su defensa que, aunque fuera a pedir la suspensión de la comparecencia, el querellado debía personarse igualmente en la sede del tribunal.

Fuentes jurídicas presentes en la declaración han señalado que, una vez con Silva en la sala, su abogado, Carlos Yunta, ha insistido en solicitar la suspensión de la diligencia, pero que el querellado ha accedido a responder a las preguntas de las partes.

Sin embargo, solo unos minutos después, y cuando el fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, había comenzado su interrogatorio, Silva ha cambiado de opinión y ha señalado que no quería seguir declarando para que su abogado pudiera instruirse en el procedimiento. El instructor de la querella ha accedido a la petición y ha citado de nuevo a Silva para el próximo día 16 a las 10:00 horas.

Las fuentes consultadas han añadido que a Moix solo le había dado tiempo a preguntarle si es el titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid y si reconocía haber dictado las resoluciones en las que se basa su querella, entre ellas, los autos en los que ordenó el ingreso en prisión de Blesa.

En la declaración, además del representante del Ministerio Público y del letrado de Silva, estaban presentes los abogados de Blesa y del expresidente de la CEOE y exdueño del Grupo Marsans Gerardo Díaz Ferrán, que estuvieron imputados en la causa que instruía el querellado y que se han personado en calidad de perjudicados.

También el colectivo Manos Limpias, que instó la prisión de Blesa en esa causa, ha intentado acceder a la declaración, pero el magistrado del TSJM ha denegado su personación recordándoles que como acción popular solo pueden hacerlo para ejercer la acusación contra Silva y no, como pretendían, simplemente para 'velar' por la 'pureza del procedimiento'.

La querella que la Fiscalía interpuso contra Silva el pasado 19 de julio acusa a éste de dos delitos contra la libertad individual, uno de prevaricación y otro de retraso malicioso en la Administración de Justicia que podrían acarrear la inhabilitación del magistrado para seguir ejerciendo.

El fiscal sostiene que Silva incumplió sus 'deberes legales' al encarcelar a Blesa en dos ocasiones, la primera en mayo bajo fianza de 2,5 millones de euros y, veinte días después, incondicionalmente.

Añadía que lo hizo sin que existiera riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas y a instancias de Manos Limpias, que no estaba personado como acusación en la causa abierta por la compra, por parte de Caja Madrid, del City National Bank de Florida, que desgajó de otra en la que investigaba la concesión de un crédito de 26,6 millones al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Silva cumple en la actualidad una sanción de cuatro meses y siete días de suspensión de funciones que le fue impuesta el pasado 25 de julio por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por hechos ajenos a la instrucción del 'caso Blesa'.