Público
Público

Excrementos a domicilio

'Cacas Expres' es la campaña que el ayuntamiento de Brunete emprendió para acabar con el exceso de heces caninas. Unos voluntarios devolvían en mano en una caja de "objetos perdidos" la deposición de sus masc

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Cacas Expres', así se llama la campaña de sensibilización contra el exceso de heces caninas que poblaban la localidad madrileña de Brunete. Tras varios planes contra la plaga de excrementos sin resultados, el Ayuntamiento tomó cartas en el asunto. Un grupo de voluntarios se encargó de hacer funcionar un original sistema de devolución postal de las cacas, ideado por la agencia McCann.

'Dada la escasa efectividad que han tenido las campañas de concienciación anteriores que estaban dirigidas a todos los ciudadanos, se decide cambiar la estrategia y dirigirnos exclusivamente a los dueños de los perros que no recogen las cacas', explica la voz en off del vídeo de la campaña [pincha aquí para verlo].

Los encargados de llevar a cambo la campaña eran unos veinte voluntarios que estuvieron vigilando las zonas más concurridas por los perros y sus amos. Cuando veían que alguno de ellos se olvidaba de recoger las deposiciones, entraban en acción. Su misión era conseguir el nombre y la raza del animal en cuestión. Estos datos ya eran suficientes para dar con la persona responsable del perro gracias a la base de datos del Consistorio.

Una vez conseguida la información, los voluntarios se convertían en mensajeros para entregar en mano una caja de 'objetos perdidos' con las heces de su mascota. Una advertencia acompañaba a la sorpresa informando de que en la próxima ocasión recibirían una sanción de entre 30 y 300 euros. Fruto del éxito de la campaña o no, lo cierto es que, según los datos del ayuntamiento, tras los 147 envíos a domicilio se redujeron en un 70% las cacas de perro en las calles de Brunete.