Público
Público

Un exdirectivo de BFA tiene derecho a una pensión de 14 millones

Aurelio Izquierdo recibiría esa cantidad al abandonar su cargo en Bancaja. Otro directivo también recibió 6,16 millones al prejubilarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día después de conocerse que el Banco Financiero y de Ahorros, matriz de Bankia, perdió 3.318 millones de euros en 2011, ha salido a la luz pública que uno de sus exdirectivos podría llegar a recibir una indemnización total de casi 14 millones de euros.

En concreto se trata del actual director financiero de Bancaja, Aurelio Izquierdo, que recibiría dicha cantidad cuando abandone la entidad, que sería la encargada del desembolso. Es decir, que esa pensión no saldrá de los casi 23.500 millones que el Estado inyectará en Bankia para su saneamiento.

En la memoria de las cuentas anuales remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, BFA explica que Bancaja -una de las siete cajas que formaron BFA- tiene ese compromiso con Izquierdo, que dejó de ser miembro de la alta dirección de la matriz de Bankia en octubre del pasado año.

En aquel momento, Izquierdo pasó a ser el principal ejecutivo del Banco de Valencia hasta la intervención de la entidad por parte del Banco de España y posteriormente volvió a la caja valenciana para convertirse en su director financiero.

Concretamente el informe anual del BFA señala: 'Caja de Ahorros de Valencia, Alicante y Castellón, Bancaja, tiene asumidos los siguientes compromisos con una persona que durante el año 2011 formó parte de la Alta Dirección del Banco y que causó baja en el mismo el 13 de octubre de 2011: 7.633 miles de euros en una póliza de aportación definida que cubre la contingencia de jubilación, fallecimiento e invalidez, y 6.285 miles de euros en un seguro de ahorro individual de aportación definida para cubrir la opción de que, bajo determinadas circunstancias, dicha persona optase por la prejubilación'. 

Izquierdo era la mano derecha del hasta hace poco presidente de la entidad, José Luis Olivas, que presentó su dimisión como presidente de Banco de Valencia días antes de hacerse público su agujero y que también dimitió del mismo cargo en Bancaja el pasado 21 de mayo, cediendo su puesto a Antonio Tirado.

Sin embargo, la duda es si Bancaja podrá hacer frente a ese pago si se tiene en cuenta que cuando el Estado nacionalice BFA al inyectar 19.000 millones de euros, la caja verá previsiblemente cómo desaparece su participación en el grupo y pasará a convertirse en una fundación. Además, en estos momentos la entidad apenas tiene actividad financiera y se encuentra sin patrimonio debido a la situación de quiebra técnica del Banco Financiero y de Ahorros.

BFA recuerda también en la información remitida a la CNMV que otro miembro de su alta dirección, en alusión a Matías Amat, un histórico de Caja Madrid, recibió el pasado año una indemnización de 6,16 millones al prejubilarse.

Los 3.318 millones que BFA asumió ayer que perdió durante el año pasado hay que sumar los 2.979 millones de euros que también reconoció Bankia el pasado viernes después de rehacer sus cuentas. Sin embargo, el dimitido presidente de Bankia, Rodrigo Rato, obtuvo una retribución anual en 2011 de 2,4 millones de euros. El consejero delegado de la entidad, Francisco Verdú 1,57 millones, y el exvicepresidente de la entidad y de Bancaja José Luis Olivas ganó 1,7 millones.