Público
Público

El exdirector de Caja Segovia se prejubila con 6 millones y monta una empresa

Manuel Escribano cobrará esa cuantía durante diez años. Creó una inmobiliaria en abril

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

Poco ha tardado el exdirector general de Caja Segovia, Manuel Escribano, en buscar nuevos horizontes profesionales. El exdirectivo, de 55 años, se acogió al plan de prejubilaciones de la entidad segoviana en diciembre pasado, poco antes de la integración en Bankia, el banco liderado por Caja Madrid y Bancaja. Escribano se garantizó así el 74,7% del sueldo que tenía cuando estaba al frente de la caja, 'en concordancia con el sistema aplicado al resto de la plantilla', dicen en Caja Segovia.

Aunque en la entidad se niega a aportar ninguna cifra (subraya que no está legalmente obligada), fuentes del consejo de administración de Caja Segovia consultadas por Efe aseguran que la pensión de Escribano asciende a un total de 6 millones de euros brutos, que cobrará por meses hasta cumplir la edad legal de jubilación, por lo que percibirá unos 275.000 euros netos al año durante diez anualidades.

Según consta en el registro mercantil, Escribano figura desde el pasado 27 de abril como administrador único de una inmobiliaria, Sambala Inversiones. La empresa, con sede en Madrid, cuenta con un capital social de 110.000 euros y empezó a operar el pasado 7 de abril, pocos meses después de la salida de Escribano (su único socio) de Caja Segovia.

El exdirectivo trabajó durante 25 años en la entidad castellano-leonesa: se incorporó a en 1985 y fue director general desde 1995 hasta diciembre pasado. En su último año antes de la integración en Bankia, la entidad segoviana, una de las más pequeñas de España, tenía 117 oficinas, unos activos de 6.172 millones, depósitos por importe de 2.760 millones y créditos por valor de 4.000 millones.