Público
Público

El exgobernador Richardson viaja a Cuba para intentar la liberación de Alan Gross

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex gobernador de Nuevo México Bill Richardson viajó hoy a Cuba para intentar la liberación del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de prisión por participar en "planes subversivos" contra la isla, informó hoy la cadena CNN.

Richardson, que en 2010 viajó ya a Cuba con el mismo objetivo, regresó hoy a la isla con la misión de tratar de convencer al Gobierno de La Habana de que ordene la puesta en libertad de Gross.

El ex embajador de EEUU ante Naciones Unidas bajo la presidencia de Bill Clinton viajó principalmente para promover los lazos comerciales entre Nuevo México y Cuba, pero dijo entonces que la liberación de Gross sería "otro buen paso" de Cuba para mejorar las relaciones con Estados Unidos.

Según la cadena CNN, Richardson viajó a Cuba por invitación del Gobierno cubano para tratar la situación de Gross, y se espera que pase los próximos días en La Habana "buscando la forma de lograr su liberación".

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo hoy en un comunicado que el Gobierno de EEUU está al tanto del viaje de Richardson a Cuba y ha estado en contacto con él.

Aunque Richardson viajó a Cuba en calidad de ciudadano privado, "desde luego apoyamos sus esfuerzos por obtener la libertad de Alan Gross", puntualizó Nuland.

Gross, de 62 años, era subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) y llegó a Cuba para distribuir computadoras portátiles, teléfonos móviles y otros equipos tecnológicos a la comunidad judía en la isla.

El abogado de Gross en EEUU, Peter J. Kahn, dijo que la familia Gross está "complacida" con que el Gobierno cubano haya invitado a Richardson a La Habana y expresaron su apoyo por "cualquier diálogo que en última instancia resulte en la liberación de Alan".

"Estamos agradecidos con el (sic) gobernador Richardson por sus continuos esfuerzos. Esperamos que el (sic) gobernador y las autoridades cubanas puedan encontrar terreno común que nos permita reunirnos como familia" antes de los días festivos judíos de Rosh Hashaná, dijo Kahn.

El pasado 5 de agosto, el Tribunal Supremo de Cuba confirmó la condena de Gross, cuyo caso se ha convertido en un foco de tensión entre Cuba y Estados Unidos.