Público
Público

"Éxito rotundo" del primer paro de los agricultores y ganaderos

El Ministerio de Agricultura recibirá a los trabajadores del campo cuando finalice la manifestación de este sábado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los agricultores y ganaderos consideran un 'éxito rotundo' la jornada de paro celebrada a lo largo del día de hoy. Protestan contra las condiciones que atraviesa el sector, obligado por el poder de multinacionales y grandes cadenas alimentarias a vender por debajo de costes lo que producen, a pesar de que esos mismos productos llegan al consumidor final a un precio que supera en ocasiones en un 1.000% lo que se pagó en origen.

Los actos de protesta, hasta un total de 200, se han sucedido hoy a lo largo y ancho de la geografía española incluyendo tractoradas, caravanas de vehículos, concentraciones en las plazas de los pueblos y cortes en las carreteras.

'Decenas de miles de agricultores y ganaderos' han secundado el paro y 'más del 90% de las cooperativas agrarias han paralizado su actividad', han asegurado en un comunicado conjunto las tres asociaciones agrarias convocantes (Coag, Asaja y Upa) y las dos que se han sumado a la protesta (Cooperativas Agro-Alimentarias y la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España).

Los paros de hoy se verán seguidos por la manifestación convocada para mañana en Madrid, a la que se espera la asistencia de 100.000 agricultores y ganaderos y que lleva el lema común 'El campo se arruina. Movilízate'. Cuatro tractores encabezarán la marcha, el máximo que ha permitido la Delegación del Gobierno. Tras la protesta, el Ministerio de Agricultura recibirá a los representantes de las asociaciones agrícolas convocantes.

El principal argumento para la convocatoria, que ha reunido por primera vez a las tres asociaciones nacionales, es 'la falta de rentabilidad' de las explotaciones. Entre 2003 y 2008, asegura el documento reinvindicativo, 'la renta agraria real total muestra un descenso del 26%' que se suma 'a una pérdida de 124.000 empleos' en el mismo periodo. Los costes de producción agraria se han disparado al mismo tiempo un 34,3%.

Como ejemplos destacan que, entre agosto de 2008 y el mismo mes de 2009, los precios pagados a agricultores y ganaderos han caído un 23,63% en el caso del trigo panificable; un 24% en el maíz; un 60,84% en el caso del limón y un 27,57% en la leche de vaca.

El motivo fundamental es 'la gran distribución alimentaria' que 'presiona a la cadena agroalimentaria imponiendo sus condiciones e impidiendo el normal funcionamiento del mercado', expulsando a los agricultores y sus cooperativas de un canal de comercialización que se está convirtiendo 'en el único existente'.

Para colmo, el campo teme cada vez más que cualquier movimiento para oponerse a la presión de las cadenas para bajar los precios en origen provoque una denuncia de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) contra los productores por ir contra las leyes del libre mercado.


Las asociaciones agrícolas llevan semanas animando al paro de hoy a sabiendas de que este sector tiene dificultades muy específicas para secundar una protesta de este tipo. La producción que no se recoge o comercializa se puede perder, dado su carácter perecedero, la ganadería necesita un cuidado diario que es complicado no cumplir y su producción (leche, etc.) tiene plazos de tratamiento muy estrictos.

Según el comunicado conjunto de las asociaciones agrarias, en Andalucía destacó el cierre de la planta de Pascual en Palma del Río (Córdoba), así como las tractoradas en Jaén, Málaga, Huelva, Córdoba y Sevilla. También cerraron sus puertas la práctica totalidad de las cooperativas, “salvo las de cítricos, que han hecho un paro parcial por estar en plena campaña”. Sí cerraron de forma masiva las “empresas agroindustriales (productos fitosanitarios o semillas)” y “un buen número de empresas auxiliares y de servicios”.

En Aragón, más de 10.000 agricultores y ganaderos y 3.000 tractores participaron en más de 30 actos y cerca del 90% de las cooperativas paralizaron su actividad. En Baleares, unos 400 tractores y varios centenares de agricultores se concentraron en Inca y Campos y hubo paro total en Sa Pobla, la principal zona agraria de Mallorca.

En Castilla La Mancha, hubo un seguimiento “masivo del paro en toda la región”. En Ciudad Real se movilizaron 3.500 tractores, siempre según el comunicado de los organizadores.

Entre el 85 y el 90% de las cooperativas de Castilla y León cerraron sus puertas y se realizaron tractoradas y concentraciones en las capitales de provincia. El paro alcanzó en Murcia a entre el 60% y el 80% de la actividad del campo.

Destaca también que en Galicia, “la industria láctea no ha recogido leche”, la paralización al 100% de los molinos de aceite en Catalunya y el paro incluso en el sector de cítricos en la Comunidad Valenciana.