Público
Público

Éxito en la subasta de deuda a costa de mayores intereses

El Tesoro paga el mayor tipo de interés en diez años para colocar 3.000 millones con una fuerte demanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nueva prueba superada en un mes clave para las necesidades de financiación del Estado. El Tesoro Público colocó ayer 3.000 millones de euros en obligaciones a 15 años, la cantidad máxima que pretendía distribuir entre inversores, aunque para ello tuvo que elevar el interés desde el 4,444% de la subasta anterior, realizada en abril, hasta el 5,145%

El respaldo de los inversores fue clave para la buena marcha de la subasta. Solicitaron 7.721,62 millones de este tipo de deuda a largo plazo, dos veces y media el importe finalmente adjudicado. Tanto la demanda como el importe repartido fueron muy superiores a los de la anterior subasta de obligaciones a 15 años del pasado 22 de abril, en plena ola de tensión de los mercados europeos por la situación de Grecia. En aquella ocasión, el Tesoro adjudicó 2.103 millones, frente a los 3.772 solicitados por bancos, fondos y otros inversores (las peticiones fueron 1,79 veces la oferta).

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, se felicitó ayer por la 'muestra de confianza' en la deuda pública española que, a su juicio, supuso la subasta de ayer. 'Está muy bien', dijo, en alusión a la fuerte demanda de los inversores.

No obstante, el interés que tiene que ofrecer el Estado para convencer a los compradores sigue al alza, como demuestra el hecho de que para las obligaciones de deuda a 15 años se haya superado la cota del 5% por primera vez desde 2002. El interés resultante de la subasta es el más alto en este tipo de operaciones desde 2000. La diferencia respecto a entonces es que, si ese año los tipos de interés que fija el Banco Central Europeo (que condicionan la contraprestación de cualquier emisión de deuda) rondaban el 3%-4%, ahora están en el 1%.

El coste de financiación del Estado se ha incrementado considerablemente desde que estalló la crisis griega y desde que, a finales del pasado abril, la agencia de calificación de riesgos Standard & Poors (S&P) volvió a rebajar la calificación de la deuda a largo plazo de España.

En junio pasado, el Tesoro adjudicó más de 16.500 millones, frente a los más de 34.200 millones solicitados por las entidades, y durante julio ha tenido lugar sólo una subasta, de bonos a cinco años, en la que se colocaron 3.500 millones con un interés marginal del 3,727%, ligeramente superior al 3,580% de la anterior.

La subasta de ayer es la primera que lleva a cabo el Tesoro después de que otra agencia de medición de riesgos, Moody's, pusiera en vigilancia la calificación de la deuda española, ante una posible rebaja, por el deterioro de sus perspectivas económicas.

El Tesoro, que todavía tiene que celebrar varias subastas de letras a tres, seis, 12 y 18 meses en lo que queda de julio, afronta este mes el vencimiento de deuda pública por valor de 24.700 millones de euros.