Público
Público

El exmayordomo del papa robó documentos que se iban a destruir

La policía vaticana confirma durante el juicio que 'Paoletto' guardaba en su casa cientos de miles de papeles, entre ellos originales con la firma de Benedicto XVI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exmayordomo del papa que está siendo juzgado por el robo de documentos reservados guardaba en su domicilio cientos de miles de papeles, muchos de ellos originales con la firma de Benedicto XVI y que el pontífice había marcado 'para ser destruidos', según han declarado los gendarmes en la tercera sesión del juicio contra Paolo Gabriele.

Miembros de los Cuerpos de Gendarmería dijeron que muchos de los recortes de periódico, libros y otro material incautado en el registro del apartamento de Gabriele mostraron que estaba fascinado por el ocultismo, las logias masónicas, los servicios secretos y escándalos anteriores en el Vaticano e Italia. 'Los documentos incriminatorios  no estaban todos en un único sitio. Estaban escondidos entre muchos miles de páginas', dijo ante el tribunal el policía Stefano De Santis, uno de los agentes que registró el domicilio del ex mayordomo. De Santis dijo que la búsqueda permitió encontrar 'muchos más' archivos que aparecieron en un libro de un periodista italiano sobre corrupción en el Vaticano.

La policía vaticana dijo también que Gabriele había comprometido alguna de las operaciones del diminuto país y que había impreso instrucciones sobre cómo ocultar archivos informáticos y usar teléfonos móviles en secreto. Los gendarmes aseguraron también que el exmayordomo siempre fue tratado 'con guante de terciopelo'.

'Desde el primer momento, el comandante de la gendarmería vaticana, Domenico Giani, dio orden a todos de tutelar a Gabriele, su familia y sus hijos, lo que en todo momento se hizo. Él mismo nos agradeció el trato recibido. Siempre fue tratado con guante de terciopelo', dijo Luca Cintia, vicecomisario de la Gendarmería Vaticana.

Se espera que el sábado concluya el  juicio y se conozca la sentencia contra 'Paoletto'

Cintia confirmó que él fue el responsable de la detención y custodia de Gabriele 'y siempre fue tratado de la mejor manera posible'. Ayer, tras ser interrogado por su abogada, Cristiana Arru, Paoletto, como es conocido el exmayordomo, afirmó que los primeros 15-20 días estuvo recluido en una celda que no cumplía las condiciones necesarias, hasta el punto de no poder estirar los brazos. También aseguró que sufrió presiones psicológicas, ya que -narró- durante la primera noche se le impidió usar almohada y durante veinte días tuvo encendida la luz las 24 horas.

Gabriele, de 46 años, que dijo que cogió los documentos porque vio 'el mal y la corrupción en todas partes en la Iglesia', está acusado de robo con agravantes de documentos reservados del papa, delito por el que puede ser condenado hasta con cuatro años de cárcel. La audiencia de hoy comenzó a las 09.13 hora local (07.13 GMT) en la sede del Tribunal de Justicia del Vaticano y duró una hora y media. La próxima audiencia se celebrará el sábado 6 de octubre, día en que se espera concluya el juicio y se conozca la sentencia.