Público
Público

Un experto facial puede salvar a un español condenado a muerte

Pablo Ibar fue condenado en 2000 por unos asesinatos grabados por cámaras de seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un experto en identificación facial testificó en una vista judicial que existen varias 'discrepancias' entre los rasgos del español Pablo Ibar, condenado a muerte en 2000 en este estado, y los del autor del triple crimen.

El experto británico Raymond Evans dijo en la audiencia celebrada en un tribunal de EEUU que, tras analizar de forma científica las imágenes del crimen grabado por cámaras seguridad el día que se cometió, determinó que 'la calidad del material recibido era muy pobre' y las 'imágenes de baja resolución'.

La vista judicial fue solicitada por el nuevo abogado de Ibar, Benjamín Waxman, para que sea anulada la sentencia de su cliente con el argumento de que en el juicio se violaron 'sus derechos constitucionales'.

Jeffrey R. Levenson, juez que presidió la audiencia, escuchó los argumentos del experto de la Universidad de Manchester (Reino Unido) mientras éste era interrogado tanto por Waxman como por la Fiscalía Estatal, que en numerosas ocasiones protestó ante el magistrado las preguntas de la defensa.

Evans destacó en la audiencia que, tras analizar las imágenes del crimen grabado por cámaras seguridad el día que se cometió, encontró muy llamativa la 'distorsión' de las imágenes, lo que impide precisar detalles.

Ataviado de uniforme rojo y con cadenas en las muñecas y tobillos, Ibar, de 36 años, compareció en la vista judicial, donde se mostró sereno, serio y concentrado mientras escuchaba las intervenciones de su abogado, del testigo y de la Fiscalía.

El testimonio de Evans, que ocupó la mayor parte del tiempo que duró la audiencia, se basó en una declaración jurada propia en la que explicó la metodología científica desarrollada en Reino Unido para la identificación de imágenes y reconstrucción de rostros en casos como el del español.

Sin embargo, las tres fiscales manifestaron al juez su oposición a aceptar el testimonio del experto facial porque éste, dijeron, 'no es imparcial'. Pablo Ibar fue condenado a muerte por los asesinatos en 1984 de Casimir Sucharsky, dueño de un local nocturno, y dos modelos, Sharon Anderson y Marie Anderson, que estaban en su casa, un crimen que fue grabado por cámaras de seguridad.