Público
Público

Expertos aconsejan retrasar transfusiones tras cirugía de cadera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Fran Lowry

En los pacientes cardíacoscon cirugía por fractura de cadera, un enfoque sintomático dela transfusión reduce más de la mitad la necesidad de sangresin modificar la mortalidad o la función, afirma un equipo deCanadá y Estados Unidos.

La estrategia incluye esperar hasta que la hemoglobinadisminuya hasta 8 mg/dL o el paciente tenga síntomas.

"Antes, la literatura sugería que en la población mayor yfrágil, como la de nuestro estudio, crecía el riesgo cardíacosi se retrasaba la transfusión, pero hallamos exactamente locontrario", dijo el doctor David Sanders, de la University ofWestern Ontario, en Canadá.

El estudio se diseñó para probar la teoría de que un umbralmás alto para realizar transfusiones mejoraría la recuperaciónfuncional y reduciría la morbilidad y la mortalidad.

El equipo reunió a 2.016 pacientes con antecedentescardiovasculares y hemoglobina inferior a 10 g/dL dentro de lostres días siguientes a la cirugía. Los participantes proveníande 47 centros de Estados Unidos y Canadá; tenían alrededor de82 años y el 76 por ciento era mujer.

Al azar, recibieron sangre suficiente como para elevar elnivel de hemoglobina por encima de 10 g/dL cuando bajaba de eseumbral o una transfusión sólo cuando aparecían los síntomas deanemia.

Si el nivel de hemoglobina disminuía más allá de 8 g/dL yel paciente no tenía síntomas, se podía realizar latransfusión, pero no se exigía hacerlo.

Esta semana, en la reunión anual de la AcademiaEstadounidense de Cirujanos Ortopédicos en San Diego, el equipoinformó que los 1.007 pacientes tratados con el umbral detransfusión de 10 g/dL recibieron 1.866 unidades de sangre (U)para un nivel promedio de 9,2 g/dL. Los 1.009 pacientes delgrupo con síntomas recibió 652 U para un nivel de hemoglobinade 7,9 g/dL.

No hubo diferencia entre ambos grupos, aseguró el equipo deSanders, incluidos los resultados principales de mortalidad oincapacidad de caminar sin asistencia humana.

"El estudio demuestra que un régimen transfusional másagresivo no tiene beneficios", dijo Sanders.

"Podemos ahorrar decenas de miles de unidades de sangre poraño si adoptamos un protocolo de transfusión más restrictivo.Además, el ahorro de gastos con este tipo de enfoques seráenorme y sin efectos adversos para los pacientes", agregó.