Público
Público

Expertos desmienten algunos mitos de salud que surgen en Navidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Piense dos veces antes de culpar a losdulces porque sus hijos están fuera de control en estatemporada navideña y tampoco culpe de los kilos de más a lascenas a las que asiste durante las fiestas. ¿Una aspirina paracurar la resaca? Olvídelo.

Estos son los consejos de dos investigadores que estánbuscando derribar algunos mitos comunes relacionados con lasalud que suelen reaparecer una y otra vez durante las fiestasde fin de año, pero que ellos aseguran que tienen poco respaldocientífico.

"En busca de la verdad científica, aún creencias médicasampliamente defendidas requieren exámenes y nuevas revisiones",escribieron Rachel Vreeman y Aaron Carroll, de la Escuela deMedicina de la Indiana University, en British Medical Journal.

"La temporada de las fiestas presenta una nueva oportunidadpara probar las creencias médicas que suelen aparecer duranteesta época del año", agregaron los expertos de la universidadestadounidense.

Ambos científicos revisaron varios estudios previos ybuscaron en internet evidencia que respalde o refute lascreencias populares, como aquella que dice que la plantanavideña poinsettia, también conocida como Flor de Pascua oEstrella de Navidad, es tóxica. No se preocupe, no lo es.

Muchos padres creen que el azúcar de los dulces, de loschocolates y de otros alimentos vuelven hiperactivos a loschicos, pero la investigación demuestra que esto no es así. Larelación existe más que nada en la mente de los papás,indicaron los autores.

"Más allá de lo que puedan creer los padres, el azúcar noes responsable de que los pequeños estén fuera de control",escribieron los expertos.

Asimismo, las personas suelen preocuparse durante lasfiestas por el aumento de peso, debido a la gran cantidad decenas de celebración. Pero comer tarde a la noche no implica unproblema cuando se trata de engordar, según los estudios querevisaron Vreeman y Carroll.

Otro mito es la creencia equivocada de que la mayor partedel calor del cuerpo escapa por la cabeza, lo que lleva a laspersonas que viven en el hemisferio norte a dar demasiadaimportancia al uso de gorros de lana cuando las temperaturasdescienden mucho en esta época, agregaron los expertos.

"Si esto fuera cierto, las personas tendrían el mismo fríosi salieran sin pantalones que sin sombrero. Pero salta a lavista que no es así", dijeron los investigadores.

Y para los amantes de la juerga que piensan que tienen untruco para prevenir o curar la resaca, Vreeman y Carrollafirman que la moderación es la única forma de escapar alpunzante dolor de cabeza que genera.

"Desde aspirina hasta bananas y (pasta para untar) Vegemitey agua, las búsquedas en internet presentan una listaaparentemente interminable de alternativas para prevenir otratar la resaca causada por el alcohol", indicaron.

"Sin embargo, no hay evidencia científica que respaldeninguna cura o prevención efectiva de las resacas por alcohol",finalizaron los autores.