Público
Público

Los expertos esperan que la Bolsa suba un 10%

Las letras del Tesoro español y las acciones de EEUU, lo más recomendado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La valoración de las empresas en Bolsa, especialmente las españolas, está muy baja. Al menos, eso es lo que asegura la mayoría de los expertos bursátiles en estos momentos. A la caída del 13,1% de 2011 del Ibex 35 hay que sumar las pérdidas del 17,4% que se generaron en 2010, pero ese descenso tiene más que ver con los problemas de deuda de los países europeos que con la situación real de las empresas que cotizan.

¿Significa esto que hay que lanzarse como locos a comprar y que 2012 va a ser el año de la recuperación de los mercados? Podría pensarse que sí, ya que la mayoría de las firmas de inversión auguran que las bolsas subirán en los próximos 12 meses entre un 6% y un 10% dependiendo de la zona geográfica. Las previsiones son mucho más optimistas para la Bolsa de EEUU, en la que la mayoría aconseja invertir, que para las bolsas europeas e incluso para las emergentes. Estas últimas parece que tienden a frenar el exacerbado crecimiento de los últimos años.

Preservar el capital será más importante que conseguir pingües beneficios

Pero ni mucho menos estas previsiones aconsejan una intensa exposición a Bolsa, casi todo lo contrario. Si algo tiene que dominar las pautas de inversión en el año que acaba de comenzar, según todos los expertos, es la prudencia (más que nunca) y la necesidad de preservar el capital. 'Para 2012 debemos esperar otro año de fuertes turbulencias y mucha volatilidad', auguran desde Bank of America MerrillLynch. El motivo de esa inestabilidad se centra, sobre todo, en las dudas sobre las decisiones políticas. 'Habrá que convivir con una Europa prácticamente en recesión que está tardando más de lo que debiera en solucionar sus problemas de deuda', advierte Miguel Ángel García, director de Estrategia de Banca March.

En este marco, asegurar el capital y mantener la liquidez es la recomendación más generalizada de los expertos. 'La inestabilidad nos ofrecerá momentos de caídas bruscas seguidos de fuertes repuntes. Para aprovechar esos movimientos de corto plazo es imprescindible contar con liquidez, ya que no habrá mucho margen de acción', explica Marian Fernández, de Inversis Banco.

Esas oportunidades aparecerán en momentos concretos de las bolsas, pero sobre todo en la renta fija. En teoría, esta última sería la mejor opción para aquellos inversores con pocas ganas de riesgo, es decir, los más interesados en preservar su capital. Y entre las recomendaciones estrella hay una que brilla con luz propia: los títulos de deuda pública españoles, en concreto los de menor plazo, como las letras del Tesoro. 'La rentabilidad durante las últimas subastas de 2011 ha llegado a situarse cerca de la que tienen los bonos a cinco o diez años. Y está claro que el riesgo de un impago es mucho menor de aquí a un año', asegura el experto de Banca March.

La volatilidad y los problemas de deuda continuarán en el primer semestre

Alfonso García Yubero, director de Análisis de Banif, también confía en las letras del Tesoro español, por ser la deuda pública española más segura que el resto de la periferia europea, como la mejor inversión para sacar partido a la inestabilidad de 2012. Según Yubero, el primer semestre del año estará dominado por la volatilidad en las bolsas mientras Europa trata de resolver los problemas de deuda. 'En la segunda parte del año (siempre que se solucione el problema de deuda en Europa), el atractivo de las valoraciones apoyado por buenos fundamentos empresariales puede impulsar las bolsas', asegura Yubero.

Los inversores más profesionales pueden encontrar buenas operaciones en la renta fija de las empresas cuya deuda no es de máxima calidad (lo que técnicamente se llama High Yield). El pesimismo que ha dominado las valoraciones en los últimos meses está descontando un 50% de posibilidades de que estas empresas quiebren de aquí a cinco años. 'Estamos siendo excesivamente agoreros, así que cualquier mejoría se notará mucho en la valoración de este tipo de empresas', apunta el experto de Banca March.

Por zonas geográficas, la mayoría de los analistas se decanta por la renta variable de EEUU, frente a un menor crecimiento de las bolsas emergentes como Japón o Brasil. Eso sí, mucho mejor si antes de invertir se analizan las empresas una a una, apostando por aquellas que ofrezcan más dividendos para compensar los vaivenes que puede sufrir la cotización día a día.

Entre los más escépticos acerca del comportamiento de los mercados en 2012 está Gonzalo Lardies, analista en BPA. 'Todo está muy manipulado. Desconfío de los datos que está ofreciendo EEUU. Hemos visto demasiadas veces en 2011 cómo se dan unos datos adelantados muy buenos que hacen subir las bolsas y luego cuando llega la revisión resulta que no lo son tanto. No creo que la recuperación de EEUU sea tan segura', advierte el experto. Para Lardies, la mejor estrategia bursátil es no decantarse por ninguna tendencia concreta y aconseja jugar a las diferencias entre índices. Por ejemplo, que el Ibex 35 español lo hará mejor que el Dow Jones estadounidense. 'La Bolsa española está mucho más castigada que Wall Street. Si la tendencia bajista continúa tiene menos margen de caída, y si hay recuperación tiene mucho más recorrido al alza', comenta.

La tranquilidad no será posible para los inversores ni siquiera buscando los llamados refugios tradicionales como el oro. 'El exceso de productos derivados para invertir en oro ha hecho que este metal pierda su tradicional correlación que impulsaba una subida de su precio en momentos de miedo bursátil y viceversa', advierte Miguel Ángel García, de Banca March. Por eso, para 2012 conviene olvidarse del sinónimo refugio cuando se piense en invertir en este metal y tener en cuenta que la volatilidad también será un mal que afecte al oro, y, según las previsiones de Inversis, 'sus retornos son impredecibles'.