Público
Público

Los expertos recomiendan un mayor control paterno

Sólo uno de cada cuatro progenitores controla a sus hijos cuando navegan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayoría de los padres aún no son del todo conscientes de su obligación de prestar atención a las actividades que realizan sus hijos cuando se ponen frente a la pantalla del ordenador.

Según un estudio presentado ayer de la empresa de seguridad informática Panda Security, realizado con 2.300 padres y 1.200 jóvenes, más de la mitad de los adolescentes utiliza a diario Internet, pero sólo el 27% de los padres dice controlar lo que hacen. La mayoría de los progenitores ignora en mayor o menor medida a qué se dedican sus hijos cuando navegan por la Red.

Los adultos saben mucho menos sobre Internet de lo que creen. Según el estudio, aunque el 66% de los padres 'está convencido de que sabe más que sus hijos', apenas la mitad conoce las redes sociales y muchos no son capaces de describir lo que es un blog, aunque uno de cada tres padres forma parte de alguna red social.

Lo que más preocupa a los padres es que sus hijos puedan llegar a contactar con desconocidos a través de la Red (38%), seguido del acceso de los menores a información inadecuada, como pornografía o datos sobre drogas (32%).

Según un estudio de la Universidad Camilo José Cela publicado ayer, el 6,6% de los menores madrileños ha quedado alguna vez con desconocidos y al 87% de ellos le resultó un encuentro satisfactorio.

La experta en la relación de los menores con Tuenti o Facebook Mar Monsoriu asegura que las redes sociales no son una amenaza en sí mismas. 'Son demasiados los padres a los que se les queda cara de tonto cuando conocen lo que realmente están haciendo sus hijos en Internet. Lo que no es admisible es que los niños tengan ordenador en su cuarto, lejos del control paterno; tiene que estar en las estancias comunes de la casa', defiende Monsoriu.

¿Cómo controlar el uso que hace un adolescente de estas redes? 'No se trata de ponerle puertas al campo, la respuesta sería tan sencilla como decirles a los niños que, regularmente, tienen que dejar que papá o mamá le echen un vistazo a su muro y su perfil; ellos ya se encargarán de ir con cuidado', concluye.

A mí Internet me ha dado mucho, creía que era el único así de raro, pensaba que mi secreto iba a ser eterno, hasta que empecé a hablar con gente como yo por los chats Fue en la Red cuando le dije por primera vez a alguien: Sí, soy gay'. Habla Diego Manuel Béjar, de 35 años, creador de www.universogay.com, una página que funciona como una red social al estilo de Facebook o Tuenti pero especializada en gays, lesbianas, bisexuales y transexuales. En ella, más de 5.000 personas han encontrado un espacio donde encontrar ligues o amigos.

No es la única. En los últimos años han proliferado las páginas de contacto on-line para homosexuales. Son Chueca.com, bakala.org, o los grupos y usuarios rosas de Facebook o Tuenti. En esta última, por ejemplo, tres amigos de Burgos han creado un perfil para que los burgaleses 'que entienden' puedan tener un espacio donde 'organizar quedadas o, simplemente, hablar de lo que se quiera', explican.

Béjar, de 35 años, empezó en el mundo de las redes sociales en 1997, cuando se le ocurrió elaborar una guía en Internet sobre lugares de ambiente de Asturias. 'No había gran cosa que poner', recuerda. Ese mismo año se trasladó a Madrid y allí vio que había un hueco de mercado con las empresas homosexuales que buscaban anunciarse por Internet, así que ideó el portal Chueca.com. 'Muchos pensaron que iba a ser de ja ja, ji, ji y follar, pero el principal propósito era el de ofrecer información sobre el mundo gay', señala. En 2000 vendió la empresa y, ocho años después, se decidió a montar de nuevo una web especializada en el público homosexual, Universogay.com, que ya recibe más de 20.000 visitas diarias. 'En el chat entran hasta 100 personas', subraya Béjar.

A su lado, escucha atentamente Amparo Santiago, su madre. Ella, de 54 años, se encarga en Universogay.com del 'grupo de madres', un lugar de encuentro para los familiares. 'Las madres también recibimos los palos de la homofobia', explica, antes de añadir que está 'muy orgullosa' de su hijo. 'Mi madre es la caña', responde él al piropo.

Amparo ayuda a promocionar la web de su hijo y entra sin problemas en locales de Chueca a repartir publicidad. 'Flyers', como dice ella. En la fiesta de inauguración de Universogay.com, Amparo acabó subida a la cabina del disc jockey. 'Me subió él', aclara contenta, 'había un ambiente más bueno...'.

Béjar sabe perfectamente lo que es ser homosexual en una ciudad que no sea Madrid o Barcelona porque él es de Gijón, y allí vivió su adolescencia. 'En una localidad pequeña, o eres muy discreto y entonces follas con muchos hombres casados; o, si no, eres el maricón', cuenta resuelto. Y lanza un mensaje a los adolescentes: 'Cuando se empieza a rumorear sobre tu identidad sexual, lo mejor es salir del armario. Lo que te va a matar es la duda, el cotilleo'.

Como Universogay.com, hay otras webs dedicadas sólo al público homosexual. Chueca.com, la pionera, ahora depende del grupo Orange. Al frente está Carlos Hernández. 'La homosexualidad es una minoría, por lo que el sentimiento de grupo es más fuerte. Los gays están discriminados y ésto provoca dos reacciones: La salida del armario virtual (todavía existe mucho gay armarizado que por medio de Internet vive con libertad lo que le reprimen en los demás contextos) y la posibilidad de relacionarte con otros de tu tendencia más allá del ámbito geográfico', afirma Hernández.

Él pone como ejemplo que, para la próxima cita del Día del Orgullo gay en Madrid (a principios de julio), hay muchos que, sin conocerse de nada, están quedando a través de Chueca.com para encontrare ese día.

En Facebook y en Tuenti también hay movimiento para quedar para el Día del Orgullo Gay. En Facebook ya hay una página dedicada a cómo celebrarlo en Barcelona. En Tuenti, dirigido a un público más adolescente, recientemente un usuario se quejó muy airado porque la página de una asociación gay fue eliminada. Ícaro Moyano, director de comunicación de esta red social, explica que en Tuenti sólo se permiten perfiles individuales y no de grupos. 'Con esta medida, seguramente están pecando justos por pecadores, pero así evitamos desmanes comerciales', señala Moyano.

Otra de las páginas con mucho tirón es www.bakala.org, dedicada, como reza su publicidad, 'para los bakalas a los que también les van los tíos'. Camila Diegues, socióloga y miembro de Cibersomosaguas, un grupo de investigación vinculado a la Facultad de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, ha realizado un trabajo sobre esta página de contactos. 'Lo usan muchos jóvenes, y va más allá de las relaciones sexuales, también sirve para entablar relaciones sociales', explica Diegues.

Esta socióloga señala que la particularidad de esta web es que rompe los tópicos sobre homosexuales. 'En cuatro años que lleva en marcha es la mas importante de todas las páginas de contacto, incluso organizan fiestas en discotecas para los usuarios', argumenta esta socióloga.

Pero, aunque los gays acuden a Internet para encontrar apoyos, la Red también se ha convertido en una vía para acosar a los homosexuales. El 23,5% de las víctimas de este tipo de abusos asegura haber recibido insultos a través del chat, aunque no llega al 3% los que lo han recibido a través de redes sociales, según un estudio del Instituto Catalán de Estudios de la Violencia (Icev). 'Como mínimo, recibimos dos amenazas de muerte al día', explica Diego Manuel Béjar, de Universogay.com. Carlos Hernández, de Chueca.com, también señala que en los chats y foros se cuelan insultos homófobos.