Público
Público

La explosión en la base de la Legión pudo deberse a un traslado de explosivos

Los familiares de las víctimas apuntan a que los fallecidos habrían asistido a un curso de desactivación de explosivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos brigadas y un sargento expertos en desactivación de explosivos han fallecido hoy en la base Álvarez de Sotomayor de Viator (Almería) tras producirse una explosión cerca de un mortero ubicado en un vehículo blindado ligero de seis ruedas BMR.

Este vehículo cuenta con una plataforma para morteros, donde, al parecer y por causas que se investigan, se produjo la explosión, según han explicado a Efe fuentes militares. Las víctimas regresaban de una práctica de desactivación de explosivos.

La deflagración pudo haberse producido durante un traslado de explosivos en el interior de la base, en los locales de la sección de desactivación de la Bandera de Zapadores, han informado fuentes de la investigación. Según estas fuentes, el material explosivo podría haber detonado al 'manipularlo'. El resultado fue una fuerte explosión en la que han muerto tres militares y otros dos han sufrido heridas, uno de ellos de gravedad. Todos eran desactivadores de explosivos y tenían amplia experiencia en misiones internacionales.

La Policía Judicial de la Guardia Civil ha iniciado una investigación para aclarar las circunstancias de la explosión, según ha informado fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Almería. La explosión ha ocurrido a las 14.20 horas en un local de la Unidad de Zapadores de la base 'Álvarez de Sotomayor' en Viator, hasta donde se han acercado ya algunos familiares de los heridos y los fallecidos, quienes a la entrada de la base han manifestado ante los medios que sus allegados habían asistido a un curso de desactivación de explosivos.

Así, unas de las primeras en llegar hasta la base militar han sido la suegra y la esposa del sargento Prieto González, quienes han recibido la noticia a las puertas las instalaciones antes de entrar para recibir mayor información sobre lo sucedido. Desde el Ejército ya han anunciado su intención de realizar una investigación interna para determinar las causas del suceso.

El sargento Prieto González, natural de Estepona (Málaga), estaba casado y no tenía hijos. Nacido en 1979, había ingresado en el Ejército en 1998 como soldado, ascendiendo a sargento en 2010 y estaba destinado en la Legión desde 2010. Era operador EOD y había participado en misiones en Kosovo, y Afganistán. Por su parte, el brigada Navarro García, soltero, nació en Córdoba en 1967 e ingresó en el Ejército en 1987 como soldado, ascendió a sargento en 1994 y estaba destinado en la Brigada de la Legión desde el año 1995. Había participado en misiones en Bosnia, Kosovo, Líbano y Afganistán. Era Técnico en Desactivación de Explosivos (Tedax). El brigada Velasco Román, de Humilladero (Málaga) estaba casado y tenía dos hijos. Nacido en 1968, había ingresado en el Ejército en 1986 como soldado, ascendiendo a sargento en 1993, y estaba destinado en la Brigada de la Legión desde 2002. Había participado en misiones en Bosnia, la República Democrática del Congo, Líbano y Afganistán. Era operador EOD.

Además, en la deflagración han resultado heridos la cabo primero Escámez, de 36 años, que lleva tres años en la Legión y ha cumplido cuatro misiones en Afganistán. La cabo ha sido atendida en la enfermería de la propia base y después trasladada al Hospital Virgen del Mar, en Almería, de donde ya ha sido dada de alta, según ha indicado a los periodistas la propia madre de la joven, Carmen Escámez. La mujer ha señalado que ha conocido los hechos a través de las llamadas de unos amigos y por la prensa, si bien posteriormente ha sido informada de que su hija se hallaba bien de salud, ya que solo presenta 'rasguños en la cara'. Tras darle el alta, ha sido conducida en un vehículo de la Policía Nacional hasta la base militar, de la que ha salido escoltada posteriormente. Mientras, un sargento, cuyo estado era grave y que ha sido evacuado al complejo hospitalario de Torrecárdenas de la capital, ha sido operado quirúrgicamente con una fractura abierta de fémur. Una vez estabilizado, ha entrado en quirófano para ser intervenido.