Publicado: 18.09.2016 10:04 |Actualizado: 18.09.2016 21:02

Una explosión en Premià de Mar causa un muerto y 17 heridos

Cuatro de los heridos están graves. El conseller de Interior apunta a un escape de gas como causa de la deflagración, aunque no puede descartar que fuera intencionada. Se ha decretado el secreto de sumario.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Imagen deTwitter @ConteDavid

Imagen deTwitter @ConteDavid

BARCELONA.- Una explosión en una vivienda del número 194 de la Gran Vía de Lluís Companys de Premià de Mar (Barcelona) ha causado un muerto y 17 personas heridas, cuatro de ellas en estado grave. 

Se desconoce por ahora el origen de la deflagración aunque operarios de Gas Natural están investigando si su instalación ha tenido algo que ver, ha explicado el cuerpo a Europa Press. En una comparecencia, El conseller de Interior, Jordi Jané, ha apuntado al gas natural como causa, aunque no se ha podido confirmar por el momento, ni tampoco si ha sido accidental o intencionada.

Jané ha informado de que de la persona fallecida hoy en esta explosión con posterior incendio es la vecina que vivía en el piso siniestrado, al igual que el hombre que ha resultado con heridas y quemaduras muy graves en más del 30% de su cuerpo y que está ingresado en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona.

Además, otras dos personas se encuentran ingresadas en la unidad de curas intensivas del Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) y una cuarta, vecino de un edificio contiguo al que se ha producido la explosión, ha sido evacuado al Hospital de Mataró debido a los problemas respiratorios que ha padecido.

Del resto de heridos, ocho han sido atendidos en el mismo lugar del suceso y otras cinco han sido hospitalizadas tras la explosión y han sido dadas de alta a lo largo del día de hoy.



El aviso de la explosión se recibió sobre las 08:15 horas y hasta allí se trasladaron los Bombers de la Generalitat y unidades del Servei d'Emergències Mèdiques (SEM). Vecinos del barrio han asegurado en declaraciones a Catalunya Ràdio que había "varios heridos" siendo atendidos por los servicios de emergencias.

Cincuenta vecinos no podrán volver a su casa

Una cincuentena de personas que viven en el edificio donde se ha producido la explosión, no podrán regresar hoy a sus casas, según ha informado el jefe de Bomberos de la Región Metropolitana Norte, David Borrell. La potente explosión ha afectado la estructura de la segunda planta del edificio, que tiene siete plantas, con tres viviendas en cada planta.

Borrell ha explicado que intentarán limpiar lo antes posible las inmediaciones de la explosión, donde se acumulan muchos cristales de ventanas que han saltado a consecuencia de la potente deflagración, para poder abrir el paso por la calle, que está acordonada, pero que el edificio ha quedado tan dañado que tardarán días. El ayuntamiento de Premià de Mar ha comenzado a habilitar el pabellón municipal para acoger a los damnificados en estos primeros momentos y ha empezado a contactar con residencias y hoteles de la zona por si los vecinos necesitan alojamiento provisional.

Los vecinos de los dos edificios más próximos, que también han resultado dañados por la explosión, si podrán regresar hoy a sus viviendas, según ha avanzado el alcalde de Premià de Mar, Miquel Buch, que se ha personado inmediatamente en el lugar del siniestro. Buch ha explicado que los técnicos municipales tendrán que estudiar la afectación en la estructura del edificio antes de decidir si los vecinos podrán regresar o no a sus viviendas.

Tres días de luto

El Ayuntamiento de Premià de Mar (Barcelona) ha decretado tres días de luto oficial en recuerdo de la víctima mortal de la explosión en un piso de la Gran Via de Lluís Companys de la localidad, ha informado en un comunicado.

Según el Consistorio, los vecinos desalojados de los dos bloques contiguos al de la explosión podrán acceder próximamente a sus viviendas para recoger pertenencias, aunque los residentes en los pisos con la fachada más cercana a la explosión no podrán hacerlo aún. El Gobierno municipal espera que a lo largo de la tarde los inquilinos de los dos bloques desalojados vecinos del afectado puedan regresar a sus casas.