Público
Público

Antes de las explosiones la policía sueca recibió un correo amenazador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presunto ataque terrorista registrado el sábado en Estocolmo, con dos explosiones que dejaron una víctima mortal, un supuesto terrorista suicida, y dos heridos, estuvo precedido de un correo electrónico amenazante en nombre de la "guerra santa islámica", según confirmó esta madrugada la policía,

El correo electrónico fue recibido tanto por la Policía como por la agencia de Noticias TT, y en él se apunta como detonante la implicación de Suecia en la misión militar occidental en Afganistán y a la publicación de caricaturas en prensa del profeta musulmán Mahoma.

La nota, según la agencia, asegura: "Ahora serán vuestros hijos, hijas y hermanos los que morirán como mueren nuestros hermanos, hermanas e hijos".

La primera de las explosiones se registró en la calle Drottning, una zona peatonal del centro comercial de Estocolmo, llena ayer sábado de ciudadanos que realizaban sus compras navideñas, y la segunda, apenas a unos 200 metros, en la confluencia con la calle Olof Palme.

El ministro sueco de Exteriores, Carl Bildt, aseguró esta madrugada que se trata "de un ataque terrorista fallido que podría haber resultado catastrófico".

Un portavoz de la policía y del servicio de inteligencia SÄPO, Michael Gunnarson, aseguró que "aún se desconoce la identidad o las razones del hombre fallecido" y que a mediodía de hoy se ofrecerá una rueda de prensa oficial.

Esta fuente policial no confirmó si la víctima de la explosión fue la misma persona que envió los correos electrónicos amenazantes.

La prensa de Estocolmo recoge hoy testimonios que afirman que el presunto terrorista "gritó algo en árabe" antes de inmolarse.

Los diarios "Aftonbladt" y "Dagens Nyheter" aseguran citando fuentes policiales que el individuo portaba hasta seis artefactos explosivos, de los que sólo funcionó uno a causa de un "mal montaje".

"Primero escuché una gran explosión, luego otras pequeñas y por último vi un coche ardiendo; había mucho humo y polvo", señala un testigo en el "Dagens Nyheter".

Muy cerca de las explosiones se celebró ayer hoy el último acto relacionado con los premios Nobel, una cena de gala ofrecida en el Palacio Real a los galardonados por el rey Carlos XVI Gustavo de Suecia.

A la cena asistieron los ganadores del Nobel de Economía, Física, Química y Literatura.

Estocolmo y el Gobierno sueco también son el centro de atención internacional en estos últimos días por la petición de extradición pendiente contra Julian Assange, uno de los fundadores de la controvertida organización Wikileaks, y quien se encuentra actualmente en prisión en Londres.

Assange, cabeza visible de Wikileaks, está acusado en Suecia de un delito de abusos sexuales.