Público
Público

Las exportaciones se afianzan como motor del PIB español

La aportación exterior fue capaz de contrarrestar la caída de la demanda interna en el tercer trimestre. Los analistas temen que la política de la Fed hunda al dólar y afecte al crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La realidad ha vuelto a doblar el espinazo de los analistas. Grandes voces de la economía dan estos días la vuelta a su discurso como a un calcetín reconociendo que las previsiones del Gobierno español sobre la evolución de España en 2010 se están cumpliendo. El PIB resiste. El economista británico Keynes, defensor de la importancia de la demanda, gana también esta baza gracias esta vez a las exportaciones, y deja para los agoreros una de sus frases: 'Cuando los hechos cambian, yo cambio de opinión. ¿Qué hace usted, señor?'

La subida del IVA, el agotamiento de las ayudas a la compra de automóviles y el drástico tijeretazo al gasto público amenazaban con dejar a las empresas españolas aún más huérfanas de clientes. Habrá recaída, repetía un buen número de analistas. Hoy borran sus pronósticos porque hace tiempo que las empresas españolas salieron a vender fuera, y ahora han demostrado que tienen brío suficiente como para sostener el PIB cuando la demanda interna afloja. En el futuro, si logran vencer el aumento de las importaciones que provoca el español cuando se pone a consumir, podrán ser claves de un crecimiento sostenido.

Las ventas al exterior crecieron el 19% y las compras se ralentizaron

El último informe del Banco de España, que anticipa un crecimiento nulo de la economía en el tercer trimestre pero descarta la recaída, explica que 'al contrario que en el segundo trimestre, la demanda nacional habría disminuido intertrimestralmente el 1,5%, pero que la aportación exterior habría sido similar y de signo contrario'. Resultado: empate.

Las exportaciones de bienes en julio y agosto crecieron un 19,16% respecto al mismo periodo de 2009, según los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Además el turismo extranjero, que suma en el PIB como exportaciones de servicios, registró una evolución favorable. En el tercer trimestre, las pernoctaciones hoteleras efectuadas por extranjeros aumentaron un 13,6% interanual. Las entradas de turistas crecieron un 4,2% y los principales mercados emisores (Alemania y Reino Unido) recuperaron la senda del crecimiento.

Por lo que respecta a las exportaciones de bienes, dos factores han permitido su crecimiento cercano al 20% interanual. Tal y como recoge el Servicio de Estudios de BBVA en su último informe, 'la economía europea, principal motor de las exportaciones españolas (cerca del 60% de las mismas tienen por destino la zona del euro), ha registrado una recuperación mayor de la que se temía por el agotamiento de los impulsos fiscales en Europa'.

Los turistas de Reino Unido y Alemania también aumentaron

Pero, además, las empresas han demostrado 'un buen comportamiento de la competitividad por precio, que está permitiendo acudir a un creciente abanico de destinos', con una 'continua expansión del peso de las ventas fuera de la zona del euro, que en la última década ha pasado del 28% al 34%' sobre el total. 'España es uno de los pocos países del euro, junto con Alemania, que ha conseguido mantener la cuota mundial de exportaciones que tenía (en torno al 2%) mientras el comercio mundial crecía a doble dígito sobre todo por el efecto de China. Eso habla muy bien de la economía española y es la mejor manera de medir la competitividad', comentaron a Público en BBVA.

'El reto que tenemos en España es ser capaces de atender a la demanda interior, superar esa sensibilidad tan grande a las importaciones. Con los problemas de exceso de factores productivos actuales (en forma de desempleados fundamentalmente), deberíamos ser capaces de utilizarlos para producir bienes que ahora estamos importando', añadieron. 'Cuando haces casas, dejas de hacer otras cosas y los bienes que no produces los tienes que importar. Hay que lograr el efecto contrario. Somos capaces de ser competitivos y sustituir las importaciones, pero eso exige actitud emprendedora'.

Ángel Laborda, director de Coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), coincide en que la aportación exterior ha mejorado no sólo por el buen comportamiento de las exportaciones, sino por ir acompañada de 'una desaceleración de las importaciones'. Laborda recuerda que 'el 80% de los coches que se compran en España viene de fuera y el 90% de los que se venden va al exterior'. Cuando cae la demanda interna, ese factor, entre otros, tira hacia abajo de las importaciones, máxime cuando el sector del automóvil es uno de los que se ha visto especialmente afectado por la contracción del consumo tras el fin del Plan 2000E.

España y Alemania, únicos de la UE que mantienen la cuota de exportaciones

Jonás Fernández, director del Servicio de Estudios de Solchaga Recio & Asociados, recuerda que 'las exportaciones españolas llevan años siendo buenas' y reconoce que 'el año está dando la razón al Gobierno frente a los analistas'. 'Deberíamos mostrar más humildad', añade.

Entre sus preocupaciones incluye, 'además de la incertidumbre sobre la evolución del consumo interno debida a las dificultades para reducir la tasa de paro', el efecto de la política monetaria expansiva de la Reserva Federal de EEUU (que ha anunciado un nuevo programa de compra de bonos del Tesoro por importe de 600.000 millones de dólares). 'El G-20 debería servir para evitar fluctuaciones' como la previsible apreciación del euro que provocará esa medida, afectando negativamente a las exportaciones de la zona del euro.

El economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, tachado durante meses de optimista, ha sido de nuevo el que hizo los pronósticos más acertados sobre la evolución de la economía en el tercer trimestre. Díez reconoce que 'la medida de la Fed va a debilitar al dólar y eso va a perjudicar a las exportaciones'. Pero destaca que, tal y como se buscaba para superar la burbuja inmobiliaria, 'el modelo de crecimiento ya está cambiando. La economía estaba orientada a un sector muy concreto. Ahora, el PIB, si se excluye el sector de la vivienda, está creciendo a tasas del 1,5%. En lo que respecta al empleo, también si se excluye ese sector, se han creado 55.000 puestos de trabajo entre octubre de 2009 y octubre de este año gracias al sector servicios'.