Público
Público

Exportaciones y turismo insisten en tirar de España

El déficit comercial baja pese al precio del petróleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consumo interno está estancado. El país tiene cinco millones de parados que tardará en reintegrar al mercado laboral. El gasto público está atado por los compromisos de consolidación fiscal. Con estos mimbres, la economía española no tiene fácil crecer. Hay muchas previsiones agoreras que sitúan las posibilidades de crecimiento por debajo del 1%, pero el año va transcurriendo y, mes tras mes, los datos de exportaciones y turismo refuerzan las tesis que creen que el sector exterior puede ser el que tire del carro. De hecho, el Gobierno espera que lo haga con brío suficiente como para que la economía crezca un 1,3% este año.

Entre enero y abril de 2011, los ingresos por exportaciones crecieron más que las importaciones (22,2% frente a 16,2%). El dato adquiere especial valor si se tiene en cuenta: la dependencia energética del exterior que tiene España (el 80% del consumo total de energía se compra fuera) y que el precio del petróleo alcanzó durante los primeros meses del año niveles que no se veían desde finales de 2008.

Las exportaciones cubren ya el 80,1% de las importaciones hasta abril

Las importaciones son todavía más cuantiosas que las exportaciones (86.813 millones de euros en los citados cuatro meses frente a 70.081 millones), pero la tasa de cobertura, es decir, el porcentaje de importaciones que se cubre con exportaciones, es del 80,7%, cuando antes de la crisis rondaba el 66%. El déficit comercial, que es precisamente esa diferencia, se redujo un 3,7% en los cuatro primeros meses del año y un 20,8% en abril, el mayor descenso mensual desde febrero de 2010.

¿Qué exporta España? Los sectores principales son el de bienes de equipo y el del auto-móvil (que pesan un 19,5% y un 16,6% sobre el total), con crecimientos del 24% y el 19,4% respecto al mismo periodo de 2010. En el caso del automóvil es destacable, además, que crece con más fuerza el segmento de vehículos terminados (20,3%), que es el que aporta mayor margen, que el de componentes del automóvil (17,7%).

En importaciones, la principal son los productos energéticos (21% sobre el total), con un crecimiento del 35,2%, que no se justifica por mayor demanda (al contrario, esta se contrae desde 2008), sino por el citado efecto de su encarecimiento. Igualmente positivo es que crecen las importaciones de componentes del automóvil (16,9%) para el producto que se termina aquí y descienden las de vehículos terminados (-8,8%), aunque esto último no es sino prueba del estancamiento del consumo.

Las ventas a América Latina se incrementaron un 40,9%

Aunque las exportaciones hacia la Unión Europea siguen siendo mayoritarias (66,8% sobre el total) y crecen a un ritmo de dos dígitos (+18%), lo llamativo es que las ventas a países con un crecimiento económico mucho más dinámico que el del Viejo Continente se disparan. Un 40,9% en el caso de América Latina y el 49,4% las dirigidas a América del Norte.

En cuanto al turismo, la otra gran fuente de dinero del exterior, el número de turistas internacionales creció un 7,3% entre enero y mayo. Cabe destacar que ha aumentado el número de turistas británicos, nuestro principal mercado emisor (+15,4%), pese al mal cambio de la libra frente al euro. Cae el número de turistas franceses y alemanes.