Público
Público

Una exposición en Barcelona recorre las "reconstrucciones" del Liceo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fotografías, audiovisuales, vestidos de época o cascos de romano son algunos de los elementos que se exhiben a partir de hoy en el Palau Robert de Barcelona en una exposición que recorre las "reconstrucciones" del Gran Teatro del Liceo, especialmente desde 1994, cuando se incendió, hasta la actualidad.

El comisario de la muestra, Antoni Batista, junto con el director general del Liceo, Joan Francesc Marco, ha presentado hoy las características de "Liceo Opera Barcelona", dividida en cuatro ámbitos: Antes, Entonces, Después y Mañana, con un diseño interior creado por el despacho de arquitectura Cadaval-Solá Morales.

Batista ha mantenido que ha tratado, tal si fuera una sinfonía, de mostrar al gran público, a partir del incendio de enero de 1994, "no tanto la reconstrucción del edificio, sino sus reconstrucciones, dejando de ser una propiedad privada de la burguesía catalana a un teatro público, con un antes y un después artístico".

Unos cascos de romano colgando del techo dan la bienvenida en la primera de las salas en la que se repasan los primeros años de la institución, desde su fundación en 1847 hasta 1994, sin olvidar otro incendio en 1861 y un atentado anarquista en 1893, que causó una veintena de muertos.

Asimismo, se proyectan fotografías de algunos de los artistas más relevantes que han actuado en el lugar a lo largo de su historia como Victoria dels Angels o Montserrat Caballé.

En el ámbito "Entonces", que como el resto de las salas se desarrolla sobre un sistema de lonas que sigue la filosofía de líneas circulares del teatro, se recogen los diferentes episodios de la reconstrucción, desde las imágenes televisadas del suceso hasta las últimas de su remodelación.

Especial relevancia tiene en este espacio una maqueta del arquitecto Ignasi de Solá-Morales, en la que destaca la gran caja escénica que creó, algo, en opinión de Batista, que "no se ve porque está detrás, pero que supone convertir un teatro del siglo XIX en uno del XXI".

Para ilustrar el ámbito "Después", que engloba diez años de actividad artística, se ha optado por una amplia colección de fotografías y audiovisuales de los espectáculos más destacados del período que va entre 1999 y 2009.

Para Antoni Batista, se trata de plasmar cómo el Liceo "sube arquitectónicamente y se hace un lugar artístico".

La última de las salas ofrece una mirada hacia el futuro a partir de proyectos que ya están en marcha, como la página web o la promoción de la ópera para los más pequeños, colocando en una de las esquinas una reproducción de la figura del Papageno de Els Comediants.

Aquí se puede conocer, por otra parte, la producción audiovisual del Liceo, con más de una treintena de DVD, veinte de los cuales han obtenido reconocimientos internacionales.

Otra herramienta nueva de difusión de las actividades de la institución ha sido el canal Liceo Ópera Barcelona en 'youtube', con unas 60.000 visitas en cuatro meses.

Como complemento de la exposición, en los jardines del Palau Robert, dentro del ciclo musical "Las noches de verano", está previsto ofrecer en directo la ópera Turandot el próximo día 24 de julio.

La exposición, que estará abierta hasta el próximo 4 de octubre y no cerrará durante el mes de agosto, es de entrada libre y han colaborado en su ejecución la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y la Obra Social La Caixa.