Público
Público

Exposición a humo de cigarrillo eleva riesgo de déficit atención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Megan Brooks

Si necesita otro motivo paradejar de fumar en el embarazo y eliminar el plomo del hogar, unnuevo estudio sugiere que los hijos de mujeres que fumaron enla gestación y que están expuestos a ese metal tendrían eldoble de riesgo de desarrollar trastorno por déficit deatención con hiperactividad (TDAH).

La coautora del estudio, doctora Tanya E. Froehlich, delCentro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, en Ohio,dijo a Reuters Health que el hallazgo sobre el plomo es muy"sorprendente".

Los niveles de plomo en sangre en los niños estudiados, aúnaquellos en el tercio superior de la muestra, eranaproximadamente de una décima del umbral de efectos dañinosestablecido por los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades de Estados Unidos.

"Esos no son niveles altos de exposición al plomo; son loque históricamente consideraríamos niveles bajos", dijoFroehlich.

En un estudio sobre casi 2.600 niños y adolescentes deentre 8 y 15 años, Froehlich halló que la tasa de TDAH en todoel grupo era del 9 por ciento (222 niños).

La tasa de TDAH fue del 17 por ciento en hijos de mujeresque habían fumado en el embarazo y del 14 por ciento en losniños con niveles de plomo en sangre en el tercio superior.Casi el 30 por ciento de los pequeños que habían estadoexpuestos al plomo y al humo de cigarrillo tenían TDAH.

Aunque el estudio no se diseñó para probar que eltabaquismo y el plomo causan TDAH, el mensaje sigue siendoclaro, dijo Froehlich: "Las mujeres deberían hacer todo loposible para dejar de fumar antes de quedar embarazadas".

La autora también aconsejó que el resto de la familia dejede fumar. En el nuevo estudio, los niños y adolescentes en eltercio superior de la exposición al humo de cigarrillo en elhogar tenían tasas de TDAH superiores al 12 por ciento, lo quesupera a la tasa base del 9 por ciento.

Froehlich aconseja que los padres "tomen medidas parareducir la exposición al plomo, en especial al eliminar lapintura de plomo en los hogares antiguos.

Ya que el plomo puede estar también en las tuberíasantiguas, se recomienda no consumir el agua estancada en esastuberías; en cambio, dejarla correr antes de beberla o usarlapara cocinar".

El plomo puede estar en el suelo, donde los niños juegan,por lo que el hábito de lavarse bien las manos es clave, enespecial antes de comer.

"Y (también es central) asegurarse de consumir una dietarica en hierro y calcio, porque los niños con una alimentaciónde mala calidad y deficiencia de esos nutrientes absorben másel plomo", explicó Froehlich.

FUENTE: Pediatrics, diciembre del 2009