Público
Público

Exposición a metanfetamina en el útero reduce el tamaño del bebé

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Un nuevo estudio reveló quelas madres que consumen la droga metanfetamina durante elembarazo duplican el riesgo de tener un bebé más pequeño de lonormal.

La metanfetamina es un estimulante altamente adictivo quese inyecta, fuma o traga.

Su consumo en la población femenina de Estados Unidos siguesiendo un problema grave. En los últimos 15 años, se volvió laprincipal causa de consulta psicológica de embarazadas quequerían abandonar la adicción.

Estudios previos habían demostrado que la exposición a ladroga inhibiría el crecimiento fetal, pero ninguno fuesuficientemente riguroso.

De modo que distintos equipos en Estados Unidos comenzarona estudiar los resultados en 3.700 bebés, de los que 200 habíanestado expuestos a la metanfetamina durante la gestación.

Tras controlar factores como la atención prenatal y eltabaquismo materno, como así también el consumo de alcohol ymarihuana, los autores hallaron que los fetos que habían estadoexpuestos a la droga tenían el doble de riesgo de nacerpequeños para la edad gestacional.

Los bebés con mayor exposición a la droga nacían prematurosen comparación con el resto: el 9 versus el 4 por ciento. Nohubo diferencias en el peso al nacer entre ambos grupos.

Una explicación posible radicaría en los efectos nocivos dela droga, publicó el equipo en The Journal of Pediatrics. Lametanfetamina contrae los vasos sanguíneos maternos, lo quereduciría el transporte de nutrientes al bebé.

"Algunos bebés podrían tener alto riesgo de sufrirconsecuencias en la salud y en el desarrollo", dijo a ReutersHealth el autor principal del estudio, Barry M. Lester, de laEscuela de Medicina de Brown, en Providence, Rhode Island.

Las cardiopatías, el accidente cerebrovascular, la diabetesy la presión alta son los principales factores de riesgo afuturo asociados con la exposición uterina a la droga.

El estudio no pudo determinar los efectos específicos delmomento y la dosis de la exposición.

Eso sería de gran interés, ya que los autores descubrieronque las madres en el grupo de bebés expuestos a lametanfetamina que abandonaron la droga en el primer o segundotrimestre de gestación, aumentaron 5 kilos más que aquellas queconsumieron la droga durante todo el embarazo.

Además de resolver esta brecha informativa, se necesitanmás estudios para determinar si el tamaño de un bebé expuestose mantendrá o no durante la niñez y más allá. "Seguiremos aesos niños", dijo Lester, "para ver si recuperan la talla ono", concluyó.

FUENTE: The Journal of Pediatrics, online 7 de junio del2010.