Público
Público

Una exposición muestra los "caprichos estéticos" de las células madre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

"Sueño rojo", "Combate en el cielo" o "Brujas del viento" son sólo alguno de los líricos nombres con los que un grupo de científicos ha bautizado las inquietantes imágenes obtenidas en el laboratorio durante sus trabajos con células madre y que conforman una exposición inaugurada hoy en Cosmocaixa.

"Células madre: imágenes de una investigación" recoge 54 fotografías microscópicas realizadas por una veintena de grupos de diez países -entre ellos España, Alemania o el Reino Unido- especializados en la biología de estas células, tanto embrionarias como inducidas, y que muestran la vertiente estética de unos procesos ocultos a simple vista para el ojo humano.

El director del Cosmocaixa, Jorge Wasenberg, ha explicado hoy que la muestra pretende dar a conocer al gran público la trascendencia de las investigaciones que se están llevando a cabo con estas células, capaces de autorrenovarse y que han abierto una nueva línea terapéutica para enfermedades como el cáncer o el alzheimer, pero que lo hace por medio de una exposición en la que ciencia y arte se dan la mano.

Aunque las imágenes obtenidas en el quehacer cotidiano del laboratorio (cultivos, métodos de contrastes como tinciones o fotografías con microscopio electrónico) son de una plasticidad desbordante y pueden llegar a recordar el simbolismo abstracto de Tapies ("Amor celular") o el impresionismo de Monet ("Sueño rojo"), Wasenberg recalca que "no había la menor pretensión artística en los autores de las fotos".

Eso no quita para que una vez conseguidas esas fotos, que revelan la estructura de las célula, los investigadores hayan dado rienda suelta, al menos por un día, a su imaginación.

Así, junto a la descripción científica de lo que se ve en la fotografía (por ejemplo, "Silenciamiento génico de la subunidad RPC32 del ARN-polimerasa III en la línea celular NTERA2"), se ha colocado el nombre de lo que esa imagen "provoca" a su autor, el profesor de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) Raed Abu Dawud, que la define con un simple: "Nido de hormigas ajetreadas".

De esta forma se da una pátina artística a la belleza intrínsecamente natural de una simple mitosis de una célula madre embrionaria humana, a un fibroblasto o a una colonia de células, que traspasan el umbral de la ciencia para adentrarse en otros ámbitos gracias a su bautismo como "Amor celular", "Nacimiento de una estrella" o "El hombre que ha perdido la esencia".

La obra social la Caixa, junto con el proyecto Estools -que engloba a los 21 grupos de científicos participantes, que el mes de julio se reunirán en Barcelona- pretende, recalca Wasenberg, potenciar la participación de la sociedad civil, así como el análisis de los aspectos éticos y jurídicos de este campo en todo el Espacio Europeo de Investigación.

"Tanto desde el punto de vista científico como ético, el ciudadano tiene que estar incluido en este debate, y para ello, ha de estar previamente informado", afirma el director del Cosmocaixa, ante la polémica que el uso de las células madres embrionarias ha generado en parte de la sociedad.