Público
Público

La exposición de los pilotos a la radiación dañaría sus genes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un nuevo estudio sugiere quela exposición de los pilotos de aerolíneas a la radicación, porla gran cantidad de tiempo que pasan a altura elevada,aumentaría sus posibilidades de desarrollar anormalidadesgenéticas que podrían causarles cáncer.

Varios estudios analizaron si las tripulacionesaerocomerciales tienen alto riesgo de desarrollar cánceresdebido a la exposición frecuente a la radiación cósmica, que laatmósfera de la Tierra bloquea en su mayoría, pero que existeen las altitudes más elevadas.

Sin embargo, esos estudios obtuvieron conclusionescontradictorias.

Este nuevo estudio, publicado en Occupational andEnvironmental Medicine, analizó si los pilotos aerocomercialestendían a presentar altas tasas de anormalidades genéticasllamadas translocaciones cromosómicas.

Esas alteraciones genéticas son naturalmente frecuentes conla edad, pero aparecen también por la exposición a laradicación, lo que puede provocar cambios malignos en lascélulas del cuerpo.

El equipo dirigido por el doctor Lee C. Yong, del InstitutoNacional para la Seguridad y la Salud Ocupacional, analizómuestras de sangre de 89 pilotos de aerolíneas y comparó losresultados con las de un grupo de 50 profesores universitariosde la misma edad.

Los autores hallaron que, en general, las translocacionescromosómicas no eran más frecuentes en los pilotos que en losprofesores.

Pero cuando se concentraron sólo en el grupo de pilotos,observaron que la frecuencia de las alteraciones cromosómicasaumentaba junto con los antecedentes de vuelo de los pilotos.

Por cada 10 años más de antigüedad en vuelo, la tasa detranslocaciones aumentaba un 81 por ciento. Esa relación semantuvo aun cuando el equipo consideró la edad de los pilotos.

"Los datos sugieren que los pilotos con más antigüedad envuelo estarían expuestos a dosis biológicamente significativasde radiación ionizante", escribieron los autores.

El equipo concluyó que se necesitan estudios de largoalcance para conocer si esos resultados se traducen en unaumento del riesgo de cáncer.

FUENTE: Occupational and Environmental Medicine, enero del2009