Público
Público

Exposición prenatal a pesticida influiría en talla bebé al nacer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La exposición aún a nivelesmoderados de ciertos pesticidas durante el embarazo influiríaen el tamaño de los bebés al nacer.

Investigadores analizaron muestras de sangre del cordónumbilical de 500 recién nacidos y descubrieron que quienestenían mayores niveles de residuos de pesticidas tendían a sermás pequeños.

Las sustancias químicas en cuestión incluyen el DDT y tresorganoclorados, un grupo más antiguo de pesticidas cuyo uso fueprohibido o limitado en Estados Unidos y otros paísesdesarrollados luego de que estudios los asociaran con laaparición de cáncer y otras enfermedades.

Aun así, esos pesticidas permanecen en el ambiente duranteaños. En Estados Unidos, la dieta es la principal fuentepotencial de exposición, según los Centers for Disease Controland Prevention (CDC por su sigla en inglés), en especial losalimentos grasos como los lácteos y pescados.

Los autores del nuevo estudio hallaron que por cadaincremento de 10 veces en los pesticidas detectados en lasangre del cordón, el peso al nacer disminuía aproximadamenteentre 56 y 113 gramos.

Niveles más altos de DDT también fueron asociados con unareducción de la circunferencia de la cabeza, mientras que elhexaclorobenzeno (HCB), antes usado como fungicida, fuevinculado a un nacimiento más rápido.

Los resultados, publicados en la revista Pediatrics, noprobaron que los pesticidas afecten el crecimiento fetal.

Los investigadores dijeron que un problemaes que lapoblación está expuesta a "una enorme variedad de sustanciasquímicas" en el ambiente, a través de los productos para elhogar y los alimentos. De modo que un mayor valor de residuosen la sangre simplemente indicaría una alta exposición asustancias químicas en general.

Estudios anteriores los sobre pesticidas y el tamaño de losbebés al nacer habían llegado a conclusiones contradictorias,dijeron los investigadores liderados por María JoséLópez-Espinosa, del Centro de Investigación en Salud Pública deValencia, España.

Aun así, el equipo sostiene que los resultados sonpreocupantes, en especial porque las participantes habíantenido una exposición relativamente moderada a los pesticidasen el embarazo.

Los resultados surgen de 494 bebés nacidos en Valenciaentre el 2003 y el 2006.

Al analizar el grupo de recién nacidos con niveles de DDTpor encima del valor promedio general, el equipo halló que lacircunferencia de la cabeza era 2,5 mm más pequeña que en losbebés con niveles de DDT por debajo de ese promedio.

Además, por cada 10 veces más cantidad de residuos de HCBen la sangre de cordón, el tamaño del bebé al nacer era 5 mmmás pequeño.

Los cuatro pesticidas estuvieron asociados con un menorpeso al nacer.

Los otros dos pesticidas fueron DDE (una sustancia asociadacon el DDT) y el betahexaclorociclohexano. Estas sustanciasinterfieren con las hormonas tiroideas, que son clave en elcrecimiento y el desarrollo.

Según los CDC, los niveles de pesticidas organoclorados enlos estadounidenses son ahora mucho más bajos que hace 30 años.

En un estudio gubernamental realizado entre el 2003 y 2004,la mayoría de los estadounidenses no tenían niveles detectablesde DDT y la mitad no tenía niveles detectables de beta-HCH. Porotro lado, la mayoría tenía rastros detectables de DDE, quepermanece en el cuerpo más que el DDT, como así también deHCB.

FUENTE: Pediatrics, online 13 de junio del 2011