Público
Público

Una exposición recrea en una "ciudad" con casas típicas 100 belenes de 4 continentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Centro Internacional Teresiano Sanjuanista (CITeS), lugar en forma de estrella que desde el pasado mes de febrero alberga la primera Universidad de la Mística del mundo, acoge una original exposición que recrea en una "ciudad" con casas típicas un centenar de belenes procedentes de 40 países de Europa, Asia, América y África.

"Mundo-Belén" es el título de esta iniciativa impulsada por los responsables del CITeS con el deseo de "acercar el verdadero espíritu navideño internacional a todos los visitantes", según ha comentado a Efe el director, Javier Sancho, que habla de "una celebración de la Navidad y del misterio".

La muestra, que cuenta con una superficie de unos 200 metros cuadrados, ha sido recreada a modo de una ciudad con casas típicas de los cuatro continentes representados, que albergan en su interior singulares belenes.

Montada por tres personas durante el último mes, esta exposición se compone de un centenar de misterios traídos por estudiantes de diversos países o por los propios responsables de la Universidad en sus viajes al extranjero, sin olvidar algunas donaciones.

Javier Sancho comenta que "más que joyas, se trata de belenes representativos de cada país", realizados en cerámica, cristal, resina, piedra, barro, arcilla policromada e incluso tarjetas navideñas japonesas impresas en papel de seda o cuadros.

El recorrido se inicia por la zona de Europa, donde pueden verse belenes representativos de España, Portugal, Alemania -un niño de cera-, Irlanda, Italia -entre ellos uno de cristal de Murano- y Polonia, que cuenta, entre otros, con una típica torre de mediana dimensión, realizada en chapa y metal.

Superado el espacio en el que se encuentran las casas europeas, el recorrido continúa por la denominada Plaza del Mundo para llegar a Asia, donde destacan unas tarjetas navideñas impresas en papel de seda, con pinturas indias y artesanía filipina, además de otros elementos característicos de la Navidad en Tailandia o China.

Tras pasar por un balcón que invita a contemplar un árbol navideño, se llega a las cabañas africanas, donde destacan las piezas realizadas en madera, algunas de las cuales se encuentran expuestas en un desierto.

La siguiente parada se encuentra en la gran Plaza del Mundo, en la que se ha recreado un pequeño mercado y donde existe una pequeña y "peculiar casa" habitada por gatos y ratones", como "un símbolo de los tiempos mesiánicos, visto por los profetas como la desaparición de enemigos y contrarios", ha explicado Javier Sancho.

La última parada se encuentra en la zona de Latinoamérica, donde existen belenes artesanales procedentes de Argentina, Chile, México, Brasil, Venezuela o Perú, donde existen diferentes tipos de misterios entre los que figura uno apache y otro andino.

En el recorrido también puede apreciarse la simpática escena de los tres Reyes Magos intentado trepar por una escalera a uno de los edificios de la parte europea.

Esta muestra puede verse de forma gratuita hasta finales de enero en el CITeS de 11.00 a 13.30 y de 17.00 a 19.30 horas todos los días, excepto los domingos, que podrá visitarse hasta las 12.30 horas.

Los donativos que se recauden por parte de los visitantes se destinarán a la Fundación CITeS para becas de formación a estudiantes del tercer mundo.