Público
Público

Expulsados cerca de 300 gitanos de Francia en plena negociación con Rumanía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos vuelos con cerca de 300 gitanos rumanos despegaron hoy de Lyon y París con destino a su país de origen en el mismo momento en que se celebraban encuentros entre miembros de los gobiernos francés y rumano para tratar de las expulsiones.

El primero de los vuelos salió a media mañana de Lyon con un pasaje previsto de 125 personas y el segundo, desde el aeropuerto Charles de Gaulle de la capital, con 158, según el anuncio hecho ayer por el ministro francés de Inmigración, Eric Besson.

Besson fue uno de los responsables franceses, junto a los titulares de Interior, Brice Hortefeux, y de Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, que ayer recibieron en París a los secretarios de Estado rumanos de Interior, Valentin Fatuloiu, y de Reinserción de los Gitanos, Valentin Mocanu.

Mocanu, que junto a Fatuloiu volvió a entrevistarse hoy con Lellouche, dijo poco antes de comparecer en conferencia de prensa que había insistido ante las autoridades francesas para que "haya una mejor comunicación sobre este asunto, para ayudar a la sociedad civil francesa para tener una mejor comprensión de la situación" de los gitanos.

El secretario de Estado rumano también indicó que mucha gente en su país está "inquieta por que se pueda creer en la posibilidad de resolver el problema con acciones que pueden degenerar en racismo y xenofobia".

Con los expulsados hoy, ya son 8.313 desde comienzos de año los gitanos acogidos al dispositivo de devolución a sus países de origen -básicamente Rumanía y Bulgaria- puesto en marcha por París.

Durante todo 2009, la cifra de gitanos que salieron de Francia con ese mismo procedimiento había sido 9.875.