Público
Público

El exterminio del visón americano salva al europeo

El sacrificio de miles de competidores permite la expansión de la especie autóctona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El visón europeo, el mamífero en mayor peligro de extinción del continente junto al lince ibérico, vuelve a colonizar la península Ibérica. Las poblaciones que quedan en España, unos 500 ejemplares actualmente, han sido arrinconadas en los últimos 15 años por el visón americano, una especie de mayor tamaño, más agresiva y más fecunda, que fue introducida en la década de 1950 por la industria peletera y acabó desplazando a la especie autóctona.

Sin embargo, 'se han detectado los primeros síntomas de recuperación del visón europeo en España', según anunció ayer el Ministerio de Medio Ambiente. El departamento de Elena Espinosa no ha constatado ningún aumento del número de ejemplares, aunque celebra la 'expansión' de la especie desde sus últimos reductos, localizados en La Rioja, Castilla y León, Aragón, País Vasco y Navarra.

A juicio del Ministerio, esta recolonización es 'fruto de la estrategia nacional de recuperación' elaborada por el propio Ministerio y las autonomías con visones, más Catalunya, aunque el propio coordinador de este plan, Santiago Palazón, denunciaba en un congreso en 2006 que una de las amenazas para la especie era, precisamente, 'la baja aplicación' de la estrategia.

El veterinario Sisco Mañas, del departamento de Medio Ambiente de la Generalitat de Catalunya, subraya que la clave ha sido 'la erradicación de miles de visones americanos' en los últimos años, que ha permitido que el visón europeo vuelva a ríos como el Zadorra, en Álava, de donde había sido expulsado por su competidor.

Pese a su optimismo, el Ministerio de medio Ambiente admitió ayer que la especie todavía se encuentra 'en una situación preocupante' en España. En el siglo XX, el visón europeo se extinguió en más de 20 países, aunque todavía sobreviven unos 20.000 ejemplares en Rusia, además de un millar repartido entre España y el sureste de Francia.