Público
Público

Los extrabajadores de Marsans se suman a la caza del tesoro escondido de Díaz Ferrán

La Asociación, que agrupa a 900 exempleados, decide ejercer la acusación en la causa donde se llevan recuperados casi 10 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación de extrabajadores afectados por el grupo Marsans ha acordado personarse como acusación en la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco contra Gerardo Díaz Ferrán, Angel Cabo y otros presuntos testaferros por la ocultación del patrimonio del exjefe de la patronal, para evitar el pago a sus acreedores.

Goyo Martín, portavoz de esta asociación, que agrupa a 900 exempleados del grupo, indicó a Público que esta semana han tomado la decisión de presentar una querella y de solicitar la personación como acusación, para conocer de primera mano todas las diligencias del caso, y poder aportar o solicitar lo que estimen oportuno a sus intereses.

Para ello ya han contactado con un despacho de abogados. Los exempleados cobraron en su día los 20 días por año trabajado correspondientes al FOGASA (Fondo de Garantía Salarial), pero aún tienen pendiente todo lo que debía haber abonado el empresario Díaz Ferrán, que ascienden a otros 12 días por año con un máximo de 18 meses.

Además, se pactó un fondo a repartir entre los empleados mayores de 50 años incluidos en el ERE por importe global de 1,9 millones de euros, cuantía que se repartiría después de que se abonen los otros conceptos. En el grupo trabajaban 4.000 empleados, y Díaz Ferrán no les pagó nada, por lo que sólo han cobrado lo del FOGASA.

La causa abierta en la Audiencia Nacional, actualmente bajo secreto de sumario, se abrió a raiz de una querella formulada a primeros de este año por el despacho de abogados Ashurst en nombre de cuatro acreedores mayoritarios a los que Marsans debía unos 40 millones de euros. Se trata de Meliá, AC Hoteles, Pullmantur y Orizonia.

Tras una investigación de la Policía y la Fiscalía de la Audiencia, el juez ordenó detener a primeros de este mes a Díaz Ferrán, y sus testaferros Angel de Cabo e Iván Losada --entre otros presuntos miembros de su banda--. Al primero y al tercero les mandó a la cárcel con fianzas de 30 millones de euros, y al segundo, de 50 millones, cuantías históricas.

Además, otro juez de la Audiencia, Santiago Pedraz, instruye otra querella contra Díaz Ferrán correspondiente a los pequeños acreedores. Pese al criterio de Velasco, la Sala de lo Penal decidió en verano que ambas querellas se siguiesen por separado.

La Asociación de exempleados veía así como se quedaba fuera de la investigación que, hasta la fecha, ha dado más frutos contra Díaz Ferrán y contra quienes presuntamente se ocuparon de ocultar sus bienes para ahorrarle el pago a sus múltiples acreedores --el expresidente de la CEOE arrastra una deuda de más de 400 millones de euros--.

De hecho, en el marco de la investigación del juez Velasco, se han recuperado ya casi dos millones de euros en efectivo, otros tres en cheques, y se inmovilizó hace meses una cuenta en Suiza con otros 4,9 millones de euros. También está ordenado el embargo de varias propiedades del exjefe de la patronal en Nueva York, Mallorca o Madrid, así como su yate, y se siguen rastros del dinero de la trama en varios paraísos fiscales.

Los extrabajadores no quieren quedar al margen de esta investigación patrimonial del responsable de la quiebra de Marsans y que aún les adeuda indemnizaciones.