Público
Público

El extracto de ginkgo no desacelera el deterioro cognitivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El suplemento herbáceo ampliamente usado denominado Ginkgo biloba no parece desacelerar el deterioro cognitivo en los adultos mayores sanos o en aquellos con problemas leves, informaron investigadores estadounidenses.

El estudio incluyó a 3.069 personas de 72 años o más que pertenecían a cuatro comunidades estadounidenses y que fueron seguidos durante un promedio de seis años. La mitad de los participantes tomó dos dosis diarias de 120 miligramos de extracto de hojas de ginkgo y la otra mitad recibió placebo.

Frente a los participantes que recibieron placebo, el uso de Ginkgo biloba no desaceleró el deterioro cognitivo en las personas sanas ni en quienes presentaban una deficiencia leve, escribieron los expertos en Journal of the American Medical Association.

uno de los suplementos herbáceos más comúnmente usados para mejorar la memoria y prevenir el deterioro cognitivo ligado a la edad - no tenía efecto sobre los cambios sutiles vinculados con síntomas tempranos de demencia o envejecimiento normal, añadieron.

"El hallazgo principal fue que no se registró ningún efecto del extracto de ginkgo en un período de tiempo relativamente largo sobre personas mayores, en lo que respecta a desacelerar lo que consideramos cambios normales de la función del pensamiento a medida que se envejece", dijo el doctor Steven DeKosky, decano de la Escuela de Medicina de la University of Virginia.

"Si alguien pensaba que el ginkgo mantendría la cognición y prevendría o demoraría el deterioro asociado con el envejecimiento, no lo hace", añadió DeKosky, director del estudio.

DeKosky y sus colegas anteriormente hallaron que el Ginkgo biloba no era efectivo para reducir la incidencia de Alzheimer o demencia en general.

El Consejo para la Nutrición Responsable indicó que otras investigaciones sugieren que el ginkgo puede ser eficaz a la hora de mejorar la función cognitiva.

El producto usado en el estudio fue fabricado por la compañía alemana Schwabe Pharmaceuticals.