Público
Público

"La extradición fomentaría más secuestros de rehenes"

Alí Ahmed Jama. Ministro de Exteriores de Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La figura voluminosa de Alí Ahmed Jama, el ministro de Asuntos Exteriores de Somalia, se impone entre la del resto de sus homólogos africanos reunidos en Sharm El Sheik, en Egipto, para participar en el Foro de Cooperación China-Africa. Una corpulencia física que contrasta con la debilidad del país que representa. Situado en el peligroso Cuerno de África, Somalia es un Estado paupérrimo en situación de semianarquía política, lo que ha convertido su territorio en una zona extremadamente peligrosa que sirve de base de operaciones para el terrorismo islamista. En una entrevista a Público, Ahmed Jama apela a la prudencia y aboga por la paciencia como motor del diálogo entre Gobierno y secuestradores.

¿Cuál es la situación en este momento?

Se trata de un asunto extremadamente complicado. Los piratas operan en áreas que escapan al control efectivo del Gobierno somalí. Pero estamos tratando de utilizar todas las vías posibles para obtener una liberación segura.

¿Qué hace el Gobierno somalí para solucionar el problema?

Tratamos de resolver el tema de forma indirecta, a través de los líderes tradicionales que pueden tener influencia sobre ellos. Los piratas operan en una zona donde nadie puede acceder, ya que no hay Policía.

España baraja la posibi-lidad de extraditar, previa firma de un acuerdo jurídico bilateral, a los dos piratas imputados por el juez de la Audiencia Baltasar Garzón. ¿Cree que es una opción válida?

No estoy seguro de que esa sea una buena política, porque supondría dar una especie de rescate a los piratas. Este tipo de acciones fomenta y anima a los piratas a realizar más secuestros con rehenes. Si aceptamos participar en el negocio de intercambiar piratas por rehenes, todo el mundo sería vulnerable ante ese tipo de chantaje. Es una decisión del Gobierno [español], pero Somalia cree que no es una buena política.

¿Y si España ofrece una cuantiosa suma de dinero, como ya hizo en el pasado Alemania para liberar a la tripulación del buque Hansa Stavanger?

Somalia siempre se opone a dar cualquier tipo de rescate, especialmente millonarios, porque lo que hacen es alentar la piratería. Las actividades de los piratas comenzaron como un movimiento contra la pesca ilegal, ya que muchos barcos extranjeros faenan ilegalmente en nuestras aguas, pero ahora se ha convertido en un negocio lucrativo para el crimen organizado.

¿Cree que los piratas matarán a los rehenes si no se cede a sus exigencias?

No lo creo. Lo positivo en todo esto es que no suelen matar a los rehenes. No hemos visto ningún rehén muerto en Somalia a manos de los piratas.

Cuarenta días después del secuestro del atunero, ¿estima que la intervención militar puede ser una opción?

Dudo de que sea una alternativa efectiva en esa zona. Es una opción que no debe descartarse, pero las posibilidades de tener éxito en una operación militar son escasas. Pero si España se inclina por la operación militar, esta debe hacerse en concierto con el Gobierno somalí para que sea efectiva. No queremos a nadie operando en nuestro territorio sin nuestro consentimiento.

¿Se opone entonces a la eventual intervención de agentes de élite de los servicios españoles para liberar al Alakrana?

Sí, siempre que se lleve a cabo sin nuestro conocimiento y consentimiento. Sólo complicaría las cosas y pondría en riesgo la vida de los rehenes y otras personas inocentes. Antes de lanzar una actuación militar hay que dar opción al diálogo.