Publicado: 11.09.2015 23:45 |Actualizado: 11.09.2015 23:49

La extrema derecha vuelve a concentrarse en Blanquerna a espera del juicio por su asalto

La Falange y Democracia Nacional se manifestaron este viernes con el lema “Catalunya es España” en la librería donde hace dos años agredieron al diputado de CiU, Sánchez Llibre

Publicidad
Media: 1.40
Votos: 5
Comentarios:
5

Concentración de la ultraderecha este viernes, en el centro de Madrid. PÚBLICO

MADRID.- La extrema derecha les considera los “héroes de Blanquerna”, porque tanto para La Falange como para Democracia Nacional el asalto a la librería el 11 de septiembre de 2013 “forma parte de la historia de España”. Este viernes volvieron a manifestarse los 16 encausados acompañados de menos de un centenar de militantes, con la pancarta “Blanquerna Style” y con la autorización de la Delegada de Gobierno de Madrid, Concepción Dancausa.

Los 16 de Blanquerna se enfrentan a 5 años de prisión por el asalto a la librería en 2013, en el que fue agredido, entre otros, el entonces diputado de CiU José Luis Sánchez Llibre. Sin embargo, según los discursos lanzados por sus dirigentes, Manuel Andrino (La Falange), Pedro Chaparro (Juventudes de Democracia Nacional) y Jesús Muñoz (del Sindicato Nacional Sindicalista), eso no les impedirá “derramar la sangre necesaria” para defender la unidad de España.

La Audiencia Provincial de Madrid todavía no ha declarado la apertura de juicio, instado como acusación por la propia Generalitat. Entre los imputados se encuentran miembros de la mayoría de los partidos legales de extrema derecha, La Falange, Democracia Nacional y Alianza Nacional. El líder de este último partido y que estuvo en prisión por terrorismo, Pedro Pablo Peña, es el abogado de los acusados pero además está imputado en otro proceso que instruye la Fiscalía de Delitos de Odio de Catalunya, dirigida por el fiscal Miguel Ángel Aguilar, también relacionado con su defensa de la unidad de España.



Este segundo procedimiento se abrió en 2014 por los discursos que tanto Pedro Pablo Peña como Manuel Andrino dieron en Catalunya ese 12 de octubre. Entonces, Peña aseguró que defendía una organización como Herri Batasuna, con un brazo político y otro armado como ETA. En el caso del líder de La Falange sus declaraciones apuntaban a una defensa con la propia vida y que hubiera que derramarse para mantener esta unidad.

El apoyo del general

Entre los asistentes al acto de ayer a las puertas de la librería Blanquerna estaba también el dirigente de Democracia Nacional, Manuel Canduela, y el general Blas Piñar, hijo del histórico dirigente de Fuerza Nueva.

Durante un tiempo todos los partidos de extrema derecha se unieron bajo la marca “La España en Marcha”, en un intento de presentarse juntos a las elecciones europeas y generales. Ese intento de viajar bajo una sola bandera necesitaba un líder y los candidatos favoritos apostaban por el general Blas Piñar y Manuel Canduela.

Sin embargo, la unidad no llegó ni a las europeas y tampoco parece que surja de cara a las generales. Las ausencias más destacadas de la concentración de ayer fueron la de Pedro Pablo Peña y también la del dirigente de Nudo Patriota, el abogado Eduardo Arias, que durante un tiempo fue considerado el estratega de esta unidad de la extrema derecha y quien abiertamente se declara en contra de la Constitución y la democracia.