Publicado: 04.12.2014 18:32 |Actualizado: 04.12.2014 18:32

"Los extremeños pagan la seguridad de una urbanización elitista gracias al presidente Monago"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Cuándo comieza a suponer la seguridad del presidente Monago una merma en la seguridad de los ciudadanos de Badajoz, como denuncia el SUP?

El presidente decide de motu proprio dejar la casa presidencial en Mérida, cerrarla y trasladarse a su casa de Badajoz. Entonces, se produce un intento de robo en su vivienda y "Donde dijo 'digo', dice ahora 'Diego"; reclama la seguridad policial a la que había renunciado [el servicio de escolta es aparte] y hay que montársela en Badajoz, detrayendo funcionarios de una plantilla que no está habilitada para cubrir este servicio. Eso supone restarle mucha seguridad a los pacenses.

¿Habría sido más sencillo para la Policía que el presidente Monago habitase la casa presidencial de Mérida, puesta en venta por la Junta?

En materia de habilitación, sí. En materia de seguridad, nosotros no cuestionamos dónde vive y sabemos que tiene que tener seguridad. Sin embargo, hay una cuestión que debe quedar meridianamente clara: el diseño de las plantillas del Cuerpo Nacional de Policía se hace en función de las necesidades de las mismas. Por eso, Mérida tiene una sobredimensión de 122 funcionarios con respecto, por ejemplo, a Don Benito y es para cubrir la seguridad institucional. Pero si por capricho político queremos cambiar el diseño de las plantillas, que se someta la decisión a la CECIR [Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones] y que la CECIR decida, pero el presidente Monago tiene que dotar el sitio donde vive de los funcionarios necesarios para prestarle seguridad. En Mérida hay una plantilla adaptada para dar servicio al presidente las 24 horas de los 365 días del año.

Por otro lado, la casa de los presidentes en Mérida tiene la cobertura necesaria para que los funcionarios puedan prestar un servicio digno. Ahora, tienen que estar en una garita indecente para dar seguridad a una urbanización elitista y con la casa del presidente Monago a 200 metros de los policías, cuando tendrían que estar al lado de la persona a proteger. ¡Ni siquiera la tienen a la vista! Hasta han tenido que pedir que les abriesen los aseos de la piscina para no irse al campo a hacer sus necesidades; y hubo sus más y sus menos...

¿La urbanización tiene su propia seguridad privada?

No, ninguna. Las 18 casas cuentan ahora con un privilegio y los extremeños pagan la seguridad de una urbanización elitista gracias al presidente Monago.

¿Hubo que hacer alguna obra en la casa del presidente o en la urbanización para establecer este dispositivo de seguridad?

Nosotros no tenemos constancia de ninguna. Aunque el diario Hoy publicó el miércoles que la Junta se gastó 17.000 euros en equipos de seguridad para la casa de Monago en Badajoz; a ella nos remitimos en ese sentido. Nuestra denuncia, sin embargo, es en materia de seguridad pública y de la utilización por parte del presidente de los recursos humanos del Cuerpo Nacional de Policía destinados a los ciudadanos.

Cuando el presidente de Extremadura decidió vivir en Badajoz, la Junta aseguró que ningún policía de Mérida tendría que desplazarse allí. ¿Cumplieron?

Al principio, todos los policías eran de la Comisaría de Badajoz, pero cuando avisamos por escrito al delegado del Gobierno en Extremadura sobre la situación insostenible, convocan una comisión de servicio y ahora vienen de Mérida. El portavoz del PP en la Asamblea extremeña entonces, el señor [Luis Alfonso] Hernández Carrón, fue el que decía muy ufano que los policía se iban a quedar en Mérida, que no se iban a mover. Pues aquí están, no dijo la verdad. 

¿Y es suficiente con los de Mérida?

En absoluto. El problema es que si nos mandan a Badajoz diez funcionarios de Mérida, como actualmente ocurre, su servidumbre la tienen que cubrir los funcionarios de Badajoz. Por ejemplo, ahora hay dos funcionarios de baja de larga duración, más los permisos adquiridos que tienen en función de las vacaciones, permisos, licencias... Así que para expresarlo de forma clara, diré que al funcionario que está en radio-patrulla, cuando le dicen que tiene que ir a prestar servicio a la garita de la urbanización del presidente, se le pone mala leche. Y al de seguridad que deja a dos funcionarios, uno en la puerta y otro en los calabozos con cinco o siete detenidos, pues mucha más. Y eso no es justo, lo diga Agamenón o lo diga su porquero.

¿Cómo es el sistema de turnos de los policías que prestan el servicio de seguridad al presidente de Extremadura?

Es el llamado turno africano, poco recomendable para la salud pero el más idóneo, porque la policía no cierra nunca en las 24 horas de los 365 días del año. Hay dos funcionarios de tarde, dos funcionarios de mañana, otros dos funcionarios de tarde y los mismos que están por la mañana hacen el turno de noche. Después tienen su saliente libre-libre y en conjunto hacen más de 37 horas y media semanales, porque aquí entran festivos y fines de semana. Para compensarles, el Ministerio del Interior les paga 108 euros mensuales.