Público
Público

La F1 corona a Hamilton, pero sufre con la crisis económica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Alan Baldwin

La Fórmula Uno debería estar deseando que llegue el año que viene, después de una temporada con nuevos ganadores y con el campeón más joven de la historia, el británico Lewis Hamilton, de 23 años, que se impuso en la última vuelta de la última carrera.

En cambio, con la crisis económica mundial apretando tanto a patrocinadores como a fabricantes, los grandes negocios y los millonarios se están ajustando el cinturón preparándose para un futuro más frugal.

La derrochadora Honda y la pequeña Super Aguri no estarán en la parrilla de salida en Australia en marzo, por lo que el campeonato se ve reducido a 18 monoplazas si en las próximas semanas no surge un comprador para Honda.

El año que viene no será fácil, desde luego, pero las medidas de recorte de gastos, como motores más baratos y la prohibición de las pruebas, deberían sacar al deporte del borde del precipicio.

"Creo que este es probablemente el primer paso para que la Fórmula Uno se salve a sí misma", dijo el presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, después de que la semana pasada se anunciaran los cambios.

Además habrá una serie de modificaciones técnicas, como nuevos neumáticos, una aerodinámica muy diferente y el sistema de recuperación de energía KERS, que convertirá el calor del frenado en energía adicional.

NUEVA ERA

El campeonato 2008 se ha caracterizado por las caras nuevas, la más importante, la del ganador, Hamilton, el primer campeón negro y el primer británico que se lleva la corona desde 1996.

El próximo año estará deseando probablemente demostrar su calidad después de que el título estuviera a punto de escapársele de las manos en el último momento por segundo año consecutivo.

Además, el piloto de Mercedes McLaren ganó menos carreras que el segundo, el brasileño de Ferrari Felipe Massa, que estuvo a punto de rozar el Mundial en su país, en Interlagos, hasta que la quinta plaza de Hamilton al adelantar en la última vuelta al alemán de Toyota Timo Glock le arrebató la gloria por un solo punto.

Pero Massa será un rival duro el año que viene. La incógnita es el campeón de 2007, su compañero en Ferrari el finlandés Kimi Raikkonen, que ha hecho un año muy flojo. La escudería italiana se tuvo que conformar con el título de constructores.

Habrá que ver qué hace también el año que viene Fernando Alonso. El bicampeón del mundo ha decidido quedarse con Renault después de la mejora de la escudería francesa en la segunda mitad del año, y se llevó la alegría de dos triunfos consecutivos cuando las perspectivas de victoria eran muy escasas.

El asturiano ganó en Singapur, la primera carrera nocturna de la historia, y en Japón. En cambio tuvo una rápida salida de pista en Valencia, que debutó con un circuito urbano que resultó menos emocionante de lo que se esperaba. Abu Dabi será la encargada de impresionar el año que viene, con la última carrera de la temporada en un nuevo circuito en el puerto, como el de Valencia.

Otros pilotos que han destacado este año son el alemán Sebastian Vettel, sorprendente ganador con Toro Rosso en Italia y el ganador más joven de un gran Premio con 21 años, y el polaco Robert Kubica, que demostró su recuperación del grave accidente de 2007 con la primera victoria suya y de su escudería BMW-Sauber en Canadá.

Uno que se despide es el escocés David Coulthard, ganador de 13 grandes premios, y le podría seguir el brasileño Rubens Barrichello, que acabó el año con un récord de 270 participaciones, tras el fracaso de Honda.

El año que viene también estarán ausentes del calendario las pruebas en Canadá y Francia.