Publicado: 06.11.2013 13:24 |Actualizado: 06.11.2013 13:24

Fabra: "No cerraré un colegio o un hospital por tener una televisión"

El presidente de la Generalitat Valenciana insiste en que "la única vía posible es el cierre" del canal autonómico porque la Administración no tiene los 40 millones de euros necesarios para readmitir a la plantilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado que el Gobierno no "cerrará un colegio o un hospital por tener una televisión autonómica".

El jefe del ejecutivo valenciano, en una entrevista en Onda Cero, ha justificado la decisión de cerrar la Radio Televisión Valenciana (RTVV) en la imposibilidad de asumir los 40 millones de euros al año que supondría la readmisión del millar de trabajadores que fueron despedidos en el ERE declarado ahora nulo.

"La sentencia es muy clara y no vamos a recurrir porque lo que tenemos claro en estos momentos es que las administraciones debemos priorizar aquello que es fundamental y es garantizar el estado de bienestar", ha asegurado Fabra con rotundidad.

El presidente valenciano ha insistido: "La sentencia supone 40 millones que no tenemos y lo que debemos hacer es garantizar servicios básicos a los ciudadanos como educación y sanidad; y lo otro, aún queriendo, es inasumible".

Por ello ha asegurado que tras la resolución judicial, la única vía posible "es el cierre y es lo que se va a hacer". Ha explicado que éste se hará mediante "los procedimientos jurídicos y procedimentales necesarios" y a través de un acuerdo en las cortes valencianas para proceder a la extinción del ente.

A preguntas de los periodistas, Fabra ha subrayado que el cierre es "innegociable" porque "no hay otro remedio" ya que "no tenemos dinero para tener la televisión de hace tres años" que, según ha dicho, "costaba 183 millones", mientras que con el ERE previsto "costaría la tercera parte". Respecto al coste que supondrá el cierre, ha indicado que aunque todavía no tienen una cifra exacta porque están "haciendo números", pero que es "aproximadamente un año de coste de la propia televisión".

Inquirido por si se asumirán responsabilidadses políticas, Alberto Fabra ha explicado que la director general de RTVV, Rosa Vidal, "no va a seguir al frente de sus funciones" y, en cuanto a si continuará el vicepresidente del Consejo, José Císcar, —que estaba presente— el president ha respondido afirmativamente. "Hemos hecho las cosas lo mejor posible", ha resaltado. También a preguntas de los medios de comunicación, ha explicado que analizarán la sentencia que anula el ERE y estudiarán si piden responsabilidades a las empresas que les han asesorado.

Respecto a si les preocupa la imagen que se da del País Valencià tras el cierre de RTVV, ha respondido: "Claro que nos preocupa, no es una decisión fácil, pero no queda más remedio", puesto que "lo que nos debe comprometer a todos es el estado de bienestar".

Fabra ha dicho que Canal 9 "forma parte todos nosotros", pero "en esta situación todo el mundo ha tenido que renunciar a algo". Asimismo, ha señalado que en el proceso "largo" del ERE, "hubo propuestas de negociación encima de la mesa a las que los sindicatos dijeron que no". Por ello, entiende que "algunos tendrían que asumir sus responsabilidades". Asimismo, ha dicho que "el momento de negociación ya ha pasado".

El president ha señalado que la decisión de cerrar la radio y televisión públicas valencianas es "la más difícil" que ha tomado su Gobierno, pero "la única que se podía tomar", por lo que "no hay marcha atrás". Ha indicado que desde que entró en la presidencia, "he buscado hacer sostenible las necesidades del pueblo valenciano con los ingresos que teníamos tanto propios como provenientes del Estado y esto ha supuesto medidas difíciles, complicadas", ha manifestado.

De este modo, ha explicado que se ha hecho "una administración a la altura de las circunstancias" y aunque "no han sido años fáciles, había una prioridad, garantizar el estado de bienestar a los cinco millones de valencianos". Por ello, Fabra ha resaltado que "esto implicó reducir el presupuesto de todas las empresas públicas", entre ellas RTVV que se trato de hacer "sostenible con el nuevo modelo y la nueva realidad de la sociedad valenciana".

Sin embargo, las sentencia que obliga a readmitir al millar de trabajadores "impide poder mantener los servicios básicos a los ciudadanos". "No voy a ser yo quien ponga 40 millones de las partidas de educación, sanidad o políticas sociales para poder cumplir la sentencia", ha resaltado el president.

Alberto Fabra, quien ha dicho que "la Administración no es un saco sin fondo", ha señalado que cuando reclama más financiación al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, —a quienes ya ha comunicado su decisión sobre el cierre de RTVV— lo hace "para garantizar los servicios básicos y fundamentales a los ciudadanos".

"Vamos a seguir trabajando para que esto sea así; para no tener que tomar decisiones muy complicadas, en educación, sanidad o políticas sociales", ha indicado el jefe del Consejo, quien ha insistido en que  reclamará "una nueva financiación con argumentos y con el peso de la razón". "Y vamos a seguir insistiendo para que lo básico para nuestra economía, como el Corredor Mediterráneo, tenga su reflejo en los presupuestos", ha resaltado.