Publicado: 09.12.2013 18:15 |Actualizado: 09.12.2013 18:15

El fabricante de Airbus recortará 600 empleos en España

La compañía ultima un programa de reestructuración, que incluye casi 6.000 despidos y la creación de una sola división militar y espacial , además de la venta de su sede en París

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo aeronautico europeo EADS, fabricante del Airbus, EADS quiere recortar un total de 5.800 puestos de trabajo en tres años, hasta finales de 2016, dentro de su plan de reestructuración para crear una nueva división de Defensa y Espacio, unas medidas que en España implicarán unos 600 despidos, según confirmaron fuentes del consorcio europeo. 

EADS pretende evitar despidos a través de renuncias voluntarias y reubicaciones de los empleados, no reemplazando a los empleados que se jubilan y a aquellos trabajadores que finalicen su contrato temporal, los cuales representan un 10% de la plantilla. Con la aplicación de medidas de bajas voluntarias y la no renovación de contratos temporales, unos 1.300 empleos, EADS estima reducir la plantilla en entre 1.000 y 1.450 empleados, en función del éxito de las medidas de bajas incentivadas.

Según este plan de reestructuración, que fue presentado este lunes al comité de empresa europeo, se ofrecerán hasta 1.500 puestos para la recolocación de empleados afectados en Airbus y Eurocopter.

El proyecto, presentado por el consejero delegado del grupo europeo, Tom Enders este lunes, planea la creación de una sola división militar y espacial de Airbus, que agrupará, desde el 1 de enero, las actividades de Cassidian, Airbus Military y Astrium. Por ello, EADS ha puesto en marcha una reestructuración de sus sedes europeas, en aras a reducir los costes estructurales de la compañía y la fragmentación de la actividad del grupo.

Así, ha reorganizado sus propiedades inmobiliarias en Francia con la venta de su sede en París, valorada en 100 millones de euros, que daba trabajo a 250 personas, incluidas 180 trabajadores de la compañía aeronáutica. No obstante, mantiene su sede operativa en Toulouse. En Alemania, planea también el cierre de su unidad de defensa Cassidian en el norte de Munich y su traslado a las instalaciones de Ottobrunn, al sur de la capital de Baviera. De hecho, el valor patrimonial de la cartera de sedes de la división Cassidian se reducirá de 48 hasta 31 millones en 2018, según explicó el diario citando un escrito de la compañía.

Varios analistas estiman que esta reestructuración permitirá el ahorro de entre 300 y 500 millones de euros entre 2014 y 2016, cifra que la prensa alemana estima en 690 millones de euros en solo dos años. Con todo, el grupo pretende mejorar su rentabilidad, que sigue siendo un 50% inferior a la de Boeing, aumentando su beneficio de explotación (EBIT) hasta el 10% en 2015, según planteó Enders.