Publicado: 05.12.2013 12:10 |Actualizado: 05.12.2013 12:10

El fabricante del 'Almax' despedirá a 250 personas por la caída de ventas

La farmacéutica catalana Almirall anuncia una reorganización de la compañía a nivel europeo debido a la caída de los ingresos del grupo "por decisiones tomadas por las autoridades sanitarias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo farmacéutico Almirall ha anunciado este jueves un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará hasta a 250 personas en España dentro de un proceso de reorganización de la compañía que afectará también a otros países de Europa. Según ha explicado la compañía, fabricante, entre otros productos, del fármaco Almax, esta decisión se ha tomado, básicamente, por la caída de las ventas del grupo en España, donde han bajado un 42% entre el año 2010 y el 2012, pasando de 495 millones de euros a 283 millones, mientras que en Europa el descenso de ventas ha sido del 23% en este periodo.

Almirall ha anunciado una reorganización de la compañía a nivel europeo que en España supondrá el despido de hasta 250 persona, de lo que esta mañana se está informando al comité de empresa. La compañía pretende que este proceso se lleve a cabo con el "mayor respeto" hacia los empleados, por lo que propondrá un "plan social apropiado para minimizar los efectos de la medida". Según Almirall, la compañía ha decidido llevar a cabo esta reestructuración "forzada por las circunstancias", aunque cree que con un "correcto equilibrio y distribución de recursos" el grupo estará "mejor posicionado" para alcanzar el potencial que puede aportar su portafolio de productos.

La empresa ha asegurado en un comunicado que los mercados farmacéuticos en Europa, y, particularmente, en España se han visto impactados en los últimos años por decisiones tomadas por las autoridades sanitarias, bajo criterios económicos que han afectado negativamente al crecimiento de estos mercados y a la introducción y penetración de nuevos productos. En estas circunstancias, el mercado farmacéutico se ha contraído durante los cuatro últimos años y no se prevé crecimiento a corto plazo y, pese a la introducción de nuevos productos, Almirall ha seguido la misma tendencia.

El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, ha destacado que el grupo ha invertido de forma importante en los últimos años para aprovechar el potencial de su portafolio de nuevos productos, pero ha asegurado que estos esfuerzos se han llevado a cabo en un momento de desafíos sin precedentes en la industria y en mercados clave para su compañía. Sanchiz ha asegurado que el grupo tiene por delante oportunidades de crecimiento, pero sólo conseguirán materializarlas si reequilibran los recursos y concentran sus esfuerzos allí donde estén en una mejor posición para alcanzar el éxito. La reorganización, que pretende optimizar el potencial de su portafolio de productos nuevos y los ya existentes, será a nivel europeo y la compañía irá anunciado su afectación en cada país.

Almirall, que fue fundada en 1943 y tiene su sede central en Barcelona, cuenta con más de 3.000 empleados repartidos en 22 países.