Público
Público

Los fabricantes incumplen su promesa de adoptar un cargador universal en 2010

Se habían comprometido por escrito ante la Comisión Europea para evitar que los obligase por ley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Congreso mundial de la telefonía móvil 2009. Hace exactamente un año. Los fabricantes se comprometían públicamente a adoptar un único modelo de clavija para todos los cargadores de baterías antes de 2012. El patio de butacas del principal escenario del Palau de Congresos, con un aforo de unas 3.000 personas, rompía a aplaudir emocionado.

La industria se unía para poner fin a las 51.000 toneladas de basura anual que generan los cargadores por culpa de que, en la mayoría de los casos, no pueden ser reutilizados. Los usuarios podrían recuperar el espacio perdido en los cajones con cargadores con mil y una conexiones diferentes.

Seis meses después, los principales fabricantes de terminales repetían su promesa, esta vez ante la Comisión Europea, y adelantaban la fecha de adopción del estándar elegido, la conexión micro-USB, a 2010. Europa había amenazado con obligarles por ley a implantar un único modelo y eso eran palabras mayores, porque podían venir acompañadas de otras obligaciones para aprovechar el viaje regulatorio.

Por eso Apple, LG, Motorola, NEC, Nokia, Qualcomm, RIM, Samsung, Sony Ericsson y Texas Instruments, entregaron su promesa a Bruselas por escrito. Aún así, el vicepresidente de la CE, Gunter Verheugen, les advertía: si no cumplían su promesa, vendría la ley a obligarlas a hacerlo.

Congreso mundial de la telefonía móvil 2010. ¿Ha conseguido el cargador universal ser universal? La respuesta es no. Aunque es innegable que su presencia es hoy mayor que hace un año, los fabricantes se lo están tomando con calma y un buen número de los modelos que serán lanzados en los próximos meses no tienen conexión micro-USB.

Para empezar, el líder de la telefonía móvil, la finlandesa Nokia, no lo ha incluido en su estrella de este año, el X6, una revisión del popular 5800 Xpressmusic que tan buen resultado le ha dado. La explicación de Nokia es precisamente esa, que como se trata de una actualización de un modelo que no llevaba micro-USB, no lo han incluido. Pero lo curioso es que lo incluyese por primera vez en un modelo anterior, el N97, y haya vuelto a optar por su propia clavija.

Apple firmó la promesa pero pocos en el sector confían en que el próximo modelo de iPhone, otro de los teléfonos más populares, incluya el cargador universal.

La coreana Samsung, que se ha encaramado a la segunda posición en ventas mundiales de móviles también ha incumplido el plazo. Los modelos previstos para 2010 no incluyen en todos los casos la conexión estándar. En el stand de la compañía en la feria de Barcelona, explican que la decisión de qué modelos lo llevan y cuáles no está directamente ligada al precio.

La entrada micro-USB encarece el coste de fabricación y por eso, por ejemplo, las versiones Stylish y Premium del Samsung Monte no lo incluyen y la Sensuous, de gama más alta y mayor precio de mercado, sí. Al menos, Samsung no ha duda en dotar de una entrada para cargador universal a su estrella de la feria, el Samsung Wave.

El caso de Sony-Ericsson, otra de las compañías que mejor ha funcionado en los últimos tiempos, es similar aunque la explicación que facilitan en su exposición en la feria es bien distinta. Los modelos estrella para este año de la compañía (Xperia X10 y su versión Mini, Vivaz y Vivaz Pro) tendrán entrada micro-USB, al igual que el nuevo Aspen (dispositivo similar a una Blackberry).

Los modelos Hazel y Elm, sin embargo, no lo llevarán. La explicación al parecer radica en el sistema operativo que llevan unos y otros. En los modelos en los que Sony-Ericsson utiliza su propio software no se incluye la entrada de cargador universal porque, al parecer, sus desarrolladores aún no han actualizado el sistema operativo para que lo admita. Sin embargo en aquellos con Android, como el Xperia X10; Symbian, como el Vivaz; o Windows Mobile, como el Aspen, sí se incluye ya.

Entre las compañías que sí han hecho los deberes se incluye Motorola, que lo tendrá en todos los nuevos modelos; HTC, que aunque tiene cinco teléfonos en el mercado que no lo incluyen sí lo ha incorporado a los tres modelos que sacará este año (salvo el Smart, que es de baja gama y que relanza ahora puesto que ya lo utilizaba para el mercado asiático), así como RIM y la china ZTE.

Cada año se venden en el mundo 1.200 millones de móviles y otros tantos terminales por el empeño de la industria en incluir uno con cada teléfono, algo que se haría totalmente innecesario de existir un cargador único.