Público
Público

Facebook da un toque electrónico al ramadán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mensajes de felicitación, consejos sobre cómo comer sano al romper el ayuno e invitaciones para donar dinero a los pobres han invadido Facebook, un fenómeno de masas en Egipto que da al actual mes sagrado musulmán del Ramadán un toque electrónico.

Si uno quiere conocer los programas de la televisión egipcia durante el Ramadán -un mes en el que se estrenan decenas de telenovelas- se lo pregunta a sus amigos en Facebook, y momentos después recibe la respuesta.

Lo mismo lo hacen muchos internautas egipcios si quieren saber a diario la hora exacta del "iftar", la comida con la que se rompe el ayuno del Ramadán, que debe mantenerse desde el alba hasta la puesta del sol.

"Mis amigos y yo siempre utilizamos Facebook en Ramadán para intercambiar felicitaciones y preguntar por los programas de televisión en este mes. Es una manera de comunicación más rápida que llamar por teléfono", dijo a Efe Noha Mohamed, una joven musulmana.

Tanto Mohamed como muchos de sus amigos utilizan Facebook incluso para leer el Corán durante la oración del "tarawih", típica del Ramadán después del "iftar".

Para Mohamed, "no pasa nada si uno utiliza Facebook de una manera razonable, sin perder el tiempo que debe ser dedicado a la religión en este mes sagrado".

En cuanto a Indy Awad, una chica musulmana que está en el paro, Facebook ocupa un gran espacio de su vida.

"Soy adicta al Facebook y en Ramadán lo uso para preguntar e informar a mis amigos de los conciertos y los programas televisivos", dijo Awad a Efe, después de colgar en esta red social una parte de un programa cómico durante el Ramadán.

Este año se ha puesto de moda en Egipto el uso de Facebook para invitar a los usuarios a donar dinero a los pobres y preparar la comida de los menos afortunados.

"Me han llegado en Facebook muchas invitaciones de grupos de caridad y de ONG para ayudar a los pobres en Ramadán", agregó Mohamed, cuya imagen de perfil aparece con el típico farolillo del Ramadán.

Grupos virtuales como "Ramadán para nosotros" y "Campaña de caridad de Ramadán" animan a los internautas a ofrecer una bolsa de comida a un pobre o montar una mesa en la calle para alimentar a los menos afortunados.

Y es que es costumbre ofrecer comidas a los más pobres en carpas que se montan en las calles especialmente para el Ramadán y que en Egipto se llaman "mawaíd el rahman" o mesas de la misericordia.

Además, el grupo "Campaña de caridad del Ramadán" coordina sus actividades entre sus miembros para unirse y cocinar juntos para las familias necesitadas.

Tampoco faltan de esta campaña comprar ropa nueva y regalarla a los que no la tengan en las fiestas de "Eid el Fitr", que se celebrarán al final del mes de ayuno. Todo a través de Facebook.

Hasta algunos expertos en la Universidad de Al Azhar, la institución musulmana más prestigiosa del mundo árabe, animan a la gente al uso de Facebook durante el Ramadán -que debe ser tiempo de recogimiento-, aunque siempre que sea de una manera útil.

"No insto para nada a que la gente boicotee Facebook durante el Ramadán", dijo a Efe Abdel Moti Bayumi, clérigo del Centro de Estudios Islámicos de Al Azhar.

"Alá ha puesto en cada uno la conciencia para distinguir entre un uso útil y otro dañino (de Facebook). Es el usuario el que puede decir si lo utiliza de una manera que contradiga o no la moral del islam y del espíritu del Ramadán", añadió Bauymi.

Twitter, otra red social de crecimiento imparable, también ha servido a los fieles musulmanes y cristianos para intercambiar mensajes de felicitación como "Ramadán Karim (generoso)" y "Ramadán mubarak (bendito)".

Preguntas sobre cómo se puede perder peso durante esta época, rica en dulces, o cuál es la jaima o la carpa del Ramadán más bonita, abundan en Twitter.

Algunos usuarios de Twitter han ido más allá del uso social de la red y la han dedicado a animar a otros a profundizarse en el islam, ofreciéndoles una lista de páginas web que les puedan ayudar.

Sea en Facebook o en Twitter, el Ramadán se vive también en el mundo virtual.